La hepatitis B es la infección hepática más grave del mundo. (Foto: cdc.gov)

Se cree que cuatro niños de Nueva Jersey sufrieron casos sospechosos de hepatitis, Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), están investigando si pueden estar asociados con la investigación nacional en curso sobre hepatitis aguda en niños. Los niños afectados tienen edades comprendidas entre menos de un año y 7 años.

Todos fueron hospitalizados previamente entre octubre de 2021 y febrero de 2022, y todos se han recuperado.

Ninguno de los niños se sometió a trasplantes de hígado, y ninguno dio positivo al COVID, ni se han reportado muertes.

El Departamento de Salud emitió una alerta en abril aconsejando a los proveedores médicos monitorear los casos sospechosos de hepatitis de origen desconocido y reportarlos al Departamento.

Los datos recopilados por el Departamento se proporcionaron a los CDC, que luego analizaron los datos para determinar qué casos cumplían con los criterios para ser investigados.

A princios de semana anunciaron que estaban investigando al menos 180 casos de hepatitis grave de causa desconocida entre niños en 36 estados. Un aumento de los 109 casos que se informaron a principios de este mes, confirmaron funcionarios federales.

Mayo, mes de la concientización sobre la hepatitis en Filadelfia

Aproximadamente 75,000 habitantes de Filadelfia y 7 millones de estadounidenses en todo el país viven con infecciones de hepatitis B y C. Más personas no han sido diagnosticadas y, por lo tanto, no saben que pueden recibir atención para salvar vidas o recibir una cura para su hepatitis viral.

En un esfuerzo por abordar estos graves problemas de salud, que son las principales causas de cáncer de hígado y la razón más común de los trasplantes de hígado, el Concejo Municipal de Filadelfia declaró mayo de 2022 como el Mes de Concientización sobre la Hepatitis en Filadelfia. Esta proclamación reconoce y apoya los esfuerzos conjuntos de «Hep B United Philadelphia» y «Hepatitis C Allies of Philadelphia» que tienen como objetivo elevar el perfil de la hepatitis B y la hepatitis C como prioridades de salud urgentes y tomar medidas para eliminarlas en Filadelfia.

Durante el mes de mayo, el Departamento de Salud exhorta a los residentes de la ciudad a informarse sobre la hepatitis B y C. Las personas deben saber cómo prevenir infecciones, incluso a través de la vacunación contra la hepatitis B, para saber cuándo y cómo hacerse la prueba de detección de cualquiera de las infecciones, incluso si no tiene síntomas, y que el tratamiento es seguro y eficaz y, en el caso de la hepatitis C, puede curarle de la enfermedad.

Puede visitar los siguientes sitios web de los CDC y del Departamento de Salud para obtener más información y recursos: https://www.cdc.goc/hepatitis/resources/patientedmaterials.htm, https://www.phillyhepatitis.org.

Como declaró Danica Kuncio, Gerente del Programa de Hepatitis Viral del Departamento de Salud, “Esta proclamación del Concejo Municipal es un paso positivo emocionante para crear conciencia sobre el impacto que estas dos condiciones tienen en los residentes de nuestra ciudad, pero Filadelfia aún tiene un largo viaje antes de que podamos alcanzar la eliminación de la hepatitis B y C”.

La hepatitis B es la infección hepática más grave del mundo. Provoca más del 80 % de los casos de cáncer primario de hígado en el mundo y afecta de manera desproporcionada a los habitantes de comunidades de las islas asiáticas y del Pacífico de Filadelfia, y así como las de ascendencia africana. Las infecciones crónicas de hepatitis B matan prematuramente a 1 de cada 4 personas crónicamente infectadas por cirrosis y cáncer de hígado o insuficiencia hepática.

Afortunadamente, la hepatitis B se puede prevenir por completo con una vacuna segura y eficaz, recomendada por los CDC para todos los adultos de 19 a 59 años e incluso disponible en muchas farmacias de Filadelfia. Sin embargo, menos del 40% de las personas consideradas de alto riesgo están vacunadas. El tratamiento para la hepatitis B está disponible y la progresión de la enfermedad es manejable con el apoyo de un proveedor de atención médica.

La hepatitis C es la infección transmitida por la sangre más común en los EE. UU., con más de 50,000 habitantes de Filadelfia que dieron positivo en la prueba de hepatitis C. Sin embargo, dado que la mayoría de las personas no muestran síntomas de tener la infección, muchas personas siguen sin ser diagnosticadas ni tratadas. La hepatitis C se trata con pastillas que se toleran muy bien y curan a las personas del virus en tan solo unos meses.

Desafortunadamente, a pesar de que existe una cura disponible para la hepatitis C, menos del 40 % de los residentes reciben atención y tratamiento para la hepatitis C. A nivel nacional, la hepatitis C mata a más personas que el VIH/SIDA. Afortunadamente, es posible prevenir la transmisión practicando la reducción de daños y prácticas sexuales seguras. Las pruebas están disponibles en todo Filadelfia y hay muchos proveedores que pueden tratar y curar a cualquier persona que viva con hepatitis C.

Hay muchos más recursos disponibles en Filadelfia para cualquier persona que viva con hepatitis B y/o hepatitis C y el Departamento de Salud alienta a las familias y amigos a que apoyen a sus seres queridos que tienen un diagnóstico o pueden necesitar pruebas de hepatitis B y C.

Para obtener más información sobre dónde hacerse la prueba de hepatitis B y C en Filadelfia, visite www.phillyhepatitis.org. Para más información sobre dónde vacunarse contra hepatitis A y B vaya a www.hepcap.org.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here