Amarillo, ¿salgo o no salgo?

0

Norristown, PA – Una vez que un patógeno aparece y amenaza la salud de la población humana, se inicia de inmediato con un protocolo que evite el contagio, la propagación de la enfermedad, y el riesgo de desatar una pandemia. Ante esta situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece seis fases de alerta pandémica: Fase 1, el patógeno circula aún entre animales; Fase 2, el patógeno se transmite a humanos; Fase 3, el contagio se da entre grupos limitados y específicos de humanos; Fase 4, el patógeno causa brotes de la enfermedad en comunidades; Fase 5, el caso de personas contagiadas se presenta en al menos dos países de una misma región, se anuncia una pandemia inminente y se decreta la cuarentena; Fase 6, ocurre la pandemia, la enfermedad se presenta en diversas partes del mundo, y se espera que al final de esta fase el número de personas contagiadas haya llegado a su máximo.

Una vez que las fases de alerta se han cumplido, se da paso a la fase amarilla, en la cual se espera que los niveles pandémicos de la enfermedad se hayan controlado, y se tengan datos suficientes para confirmar gráficamente que la curva de contagios no sigue creciendo y que ahora es constante, lo que se conoce como “aplanar la curva”. Sin embargo, en este punto, aún existe el riesgo de una nueva oleada de la enfermedad porque el virus todavía se sigue propagando entre la población, es decir, ¡el peligro aún no ha pasado!

El 5 de junio el gobernador Tom Wolf anunció el inicio de una versión modificada de la fase amarilla en el condado de Filadelfia. El plan de reapertura llamado “Más seguro en el hogar”, nos pide no bajar la guardia y mantener las mismas recomendaciones al salir de casa: usar tapabocas (mascarilla), mantener la distancia social (6 pies) y realizar el lavado de manos con frecuencia. Y a pesar de que todos ya queremos salir porque la escuela terminó y el verano está por comenzar, todavía no es tiempo de veranear en total libertad, ni de reunirnos con personas que no vivan en nuestra misma casa. No obstante, lo que sí podemos hacer por ahora es salir en familia a jugar o a disfrutar de un paseo bajo el sol en parques, campos deportivos y senderos abiertos y poco concurridos. Aunque la orden de “stay home” ha sido levantada, eso no significa que la pandemia se haya ido, sino que estamos aprendiendo a salir con la pandemia.

En esta fase amarilla es importante seguir cumpliendo responsablemente las recomendaciones sugeridas para mantenernos sanos y seguros, y continuar aplanando la curva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here