Hizo su primer desfile durante el New York Fashion Week de 2018, en el 50 aniversario de Polo. (Foto: cortesía)

David de Jesús es un afrolatino de 22 años que nació en Filadelfia, de padres colombianos; desde niño sintió una fuerte identificación con sus raíces, al punto que solía presentarse como “yo soy de Cali, Chocó, Colombia”. Cuando jovencito visitó su tierra de origen, pudo entender mejor la geografía de ese país. Sus padres emigraron jóvenes del Chocó a Filadelfia.

¿Cómo llegaste al mundo del modelaje?

Me había ido al College en Boston, y el director de una agencia de Nueva York vio mis fotos en Instagram y me escribió “estoy buscando rostros nuevos”; yo le contesté, y me dijo que quería entrevistarme, pero que tenía que bajar de peso y cortarme el cabello. Yo le respondí que podía bajar de peso con gusto, pero que yo tenía una conexión muy fuerte con mis rastas y que no pensaba cortármelas; entonces me dijo: “¿cómo puedes rechazar una oferta que miles de jóvenes quieren tener?”, pero yo me mantuve en mi posición y le dije que quizás otro agente me encontraría. A los dos meses me volvió a escribir y me dijo: “está bien, estoy interesado, puedes dejarte el cabello”, y yo le dije, “¡entonces tenemos trato!”

ENTREVISTA DE IMPACTO 1
David con su madre Betty y su hermana Sara, el principal apoyo en su carrera. (Foto: cortesía)

¿Y cómo fue de allí en adelante?

Me tocó hacer mucho ejercicio físico y bajé como unas 25 libras en 3 meses; y luego fui a Nueva York, a la entrevista; cuando me vio y vio el cambio físico dijo “ah, veo que te has tomado las cosas en serio, creo que nos vamos a entender” y allí empezó todo. Hice un casting fotográfico, y me ofreció el trabajo, pero fue un tiempo muy difícil, yo no tenía dinero y tenía que ir muchas veces a Nueva York, pagar buses, quedarme en los sofás de mis amigos. El me llevó a varias agencias, y finalmente me firmó “Soul Models”.

Entonces me llevaron a hacer casting a muchos lugares, fui como a 25, era agosto y hacía un calor horrible, y yo saltaba de Manhattan a Brooklyn, a Queens, a otros lados; llegaba todo sudado y cansado; y después de todos esos castings, me llamaron de un solo lugar, que fue de Polo. Volví allá para hacer otro casting, y resultó que dos semanas después era el “New York Fashion Show”, que ese año iba a ser muy grande, porque era el 50 aniversario de Ralph Laurent. Me preguntaron si estaba listo para esto, y yo dije         “  claro que estoy listo!”, aunque era un novato total. Pero al director le gustó mi actitud y al final me pusieron, ahí me ve usted, yo haciendo mi primer desfile frente a todo el alto mundo; desde Hillary Clinton a las Kardashians, desde Oprah y Kanye a los expresidentes, gente grande, grande. Era en una galería debajo del Central Park, ¡fue una experiencia increíble!

ENTREVISTA DE IMPACTO 2
David se siente muy orgulloso de sus raíces en la costa pacífica de Colombia. (Foto: cortesía)

¿Eso te ayudó a impulsar tu carrera?

Creo que sí, me ayudó mucho; porque allí estuve con modelos ya muy reconocidos, como Gigi Hadid y Kaia Gerber; recuerdo que uno de ellos me preguntó, ¿y cuántos años llevas en el modelaje?, y yo le respondí, “desde hace 3 semanas”, y él dijo, “¿Cóooomo? ¡A la mayoría nos toma años llegar a Polo! Entonces le conté un poco de mi historia y casi no me podía creer, pero todo salió bien. Desde entonces me he quedado con Polo, y estoy agradecido porque me han tratado muy bien. Todo esto pasó en 2018; en 2019 me llevaron por primera vez a Los Ángeles y a la Costa Oeste, luego me llevaron a Berlín, a Milán, a Florencia y desde allí empecé a viajar a muchos lugares, y ellos han sido muy fieles conmigo.

¿Y has logrado todo esto solo? ¿O quién te ha ayudado?

Mi apoyo fundamental han sido mi hermana y mi madre, Betty; ella se convirtió en mi coach, en una especie de entrenadora personal “since day one”; me acompañaba al gimnasio; me ayudó mucho en esos primeros meses hasta que llegué al peso adecuado; ella y mi hermana Sara han sido mi “back bone” la columna que me sostiene, no tengo cómo agradecerles. Pero toda la familia amplia me ha dado mucho apoyo y mucho feed-back positivo en las redes sociales.

ENTREVISTA DE IMPACTO 3
David fue fichado para modelar para Polo Ralph Laurent. (Foto: cortesía David de J.)

Algunos creen que este es un mundo muy difícil, ¿has tenido malas experiencias?

Para mí, lo único difícil es cuando me ha tocado trabajar en ambientes donde solo hay gente blanca y rubia, y yo era el único negro, y a veces te quieren presentar de un cierto modo, como un “cliché” que no me gusta. Yo quisiera que me aceptaran no porque tengo un lindo rostro negro, sino porque soy un ser humano valioso, completo y digno. Pero aparte de eso, no he tenido propuestas raras, aunque he escuchado que a alguno le ha sucedido; gracias a Dios, a mí no. Me considero una persona tal vez no muy religiosa pero sí muy espiritual, y esto me ha ayudado a mantenerme centrado.

¿Cuál es tu objetivo final, qué esperas conseguir con todo esto?

Lo que quisiera es poder un día traer algún retorno a mi gente, beneficiar a los míos y a mi comunidad de alguna manera; y creo que ya lo estoy haciendo; porque, recuerdo, por ejemplo, una vez que me escribió un chico diciéndome: “hola David; soy tal, y deseo mucho hacer un casting, pero he escrito a varios modelos y ninguno me responde, quizás tú me puedas ayudar”; entonces yo le llevé sus fotos a mi agente y le dije, “creo que deberías hablar con este chico”; y él le escribió, y semanas después, un día llegué a la Agencia, ¡oh sorpresa!, allí estaba el chico haciendo el casting, con su madre; ¡y los dos se vinieron donde mí para agradecerme tanto, tanto! Era un chico de un pueblito de la Florida, y ahora ya está contratado. ¡Fue un momento fue muy bonito para mí!

Contacto: cod-wrasse-yhlz.squarespace.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here