(Foto: ilustrativa por Andrea Pracquadio/ pexels.com)

Con el fin de disminuir la propagación del COVID-19, el gobierno de Filadelfia estableció el 16 de marzo de 2020 regulaciones de emergencia. Los trabajadores cubiertos por esas normas podían ausentarse por enfermedad en situaciones relacionadas con el virus y cuidado preventivo, sin miedo a represalias de los empleadores. Después, el 9 de septiembre del año pasado, la ciudad enmendó el capítulo 9-4100 del código de Filadelfia titulado: Promoviendo Familias y Lugares de Trabajo Saludables, para que ciertos empleados que brindaban cuidado médico fueran compensados, en el caso de que contrajeran una enfermedad transmisible durante la pandemia.

Esto incluyó a negocios cerrados por mandato, quedarse en casa para cuidar a hijos pequeños durante el cierre de escuelas y centros de cuidado infantil, así como por razones de auto cuarentena para trabajadores con un sistema inmunológico en riesgo.

También estaba en vigor la Ley de Familias Primero, de Respuesta al Coronavirus (FFCRA, por sus siglas en inglés) que requería que ciertos empleadores dieran a sus trabajadores licencia laboral pagada o expansión de licencia familiar, así como por enfermedad debido a razones relativas al COVID-19. Estas provisiones se aplicaron desde el 1 de abril hasta el 31 de diciembre de 2020.

El capítulo relativo a Promoviendo Familias y Lugares de Trabajo Saludables también expiró el 31 de diciembre, dejando a muchos trabajadores sin goce de sueldo, debido a que tuvieron que ausentarse para no contraer el virus.

Trabajadores necesitan protección 1
     (Foto: ilustrativa por August de Richelieu/pexels.com)

Ahora, el Comité de Salud Pública y Servicios Humanos del concejo municipal de la ciudad aprobó de manera unánime un proyecto legislativo para restablecer el mandato de que los empleadores de Filadelfia provean dos semanas de licencia por enfermedad remunerada a los empleados que no pudieron trabajar por el COVID-19. Así, ciertos trabajadores de la ciudad, como son los de atención médica y los que trabajan para empleadores que cuentan con quinientos o más empleados, tendrán protecciones durante esta pandemia.

La propuesta de reinstaurar el mandato de Promoviendo Familias y Lugares de Trabajo Saludables pasará a voto del concejo municipal en pleno en las semanas venideras. De aprobarse, los trabajadores de la ciudad que necesitan estar en cuarentena debido a que estuvieron expuestos al COVID-19, cuidaron a un miembro de su familia que estuvo enfermo, permanecieron en su hogar con un niño que no pudo ir al cuidado infantil o a la escuela porque las instalaciones estuvieron cerradas, podrán tomar dos semanas de ausencia por enfermedad con goce de sueldo. A su vez, los empleadores que brinden licencia por enfermedad remunerada por emergencia serán elegibles para un crédito de impuesto federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here