El sueño de Keisha Williams se convirtió en realidad. (Foto: Leticia Roa Nixon)

Keisha Williams, de 34 años, fue atropellada fatalmente junto con sus tres hijos Keiearra Williams (15), Joseph Reed Jr. (10) y Terrance Williams Moore (7) el 25 de julio de 2014.

Esa mañana la familia había instalado un puesto de frutas, en la esquina de las avenidas Germantown y Allegheny, con el fin de recaudar fondos para ayudar a su iglesia a construir un parque que era necesario en su comunidad.

Horas antes, los ladrones de una camioneta que habían asaltado sexualmente a la dueña del vehículo se dieron a la fuga. El conductor iba guiando a alta velocidad de manera temeraria hasta que se estrellaron contra el puesto de frutas matando a los tres menores de edad y dejando en coma a Keisha por dos semanas. Con dolor, las hermanas de la víctima tomaron la difícil decisión de no mantenerla conectada al sistema de soporte vital.

Honrando a la familia Williams 1
Darrell Clarke inició la recaudación de fondos para el parque. (Foto: Leticia Roa Nixon)

Siete años después, el 5 de agosto, la comisionada del Departamento de Parques y Recreación, Kathryn Ott Lovell, junto con el presidente del concejo municipal Darrell Clarke, inauguraron un nuevo parque de juegos en la esquina de las calles 11 y Venango en el norte de la ciudad, con el nombre Parque Conmemorativo Williams Moore Reed, en honor a Keisha y a sus tres hijos.

Tras la trágica muerte, Darrell Clarke colaboró con las familias de la víctima y sus abogados, Morris Wilson Knepp Jacquette P.C., para financiar dicho parque, que era el sueño de Keisha.

“El legado de la Sra. Williams y su familia es un servicio al prójimo y dedicación a la comunidad”, afirmó el presidente del concejo el día de la inauguración del parque. Por su parte, la comisionada Ott Lovell puntualizó que la historia de este jardín de juego muestra el poder que tienen los parques y espacios públicos para unificar a las comunidades. Precisó que “la familia Williams perdió su vida mientras realizaban un acto de servicio para su comunidad y estamos agradecidos con ellos y su comunidad”.

La primera fase del parque en memoria de la familia Williams Moore Reed incluye áreas de juego para niños de 2 a 5 años, y otra para los de 5 a 12. También se plantaron árboles alrededor, se instaló servicio eléctrico, alumbrado para los peatones, aceras, así como enrejado y bancas nuevas.

Honrando a la familia Williams 2
El parque comunitario era necesario en esta comunidad marginalizada. (Foto: Leticia Roa Nixon)

La siguiente fase se iniciará en colaboración con el Departamento de Agua de la ciudad para instalar un sistema que impida inundaciones, una cancha nueva de baloncesto, alumbrado, entre otras innovaciones para completar la renovación de este parque comunitario.

Hoy, los homicidas de la familia Williams, Jonathan Rosa de 26 años, y Cornelius Crawford de 30, están cumpliendo condenas largas en prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here