Nueva York, NY – Google celebra el Mes de la Herencia Hispana, que comenzó el pasadomartes, homenajeando a Felicitas Méndez, una madre puertorriqueña que junto a su esposo demandaron a la Junta de Educación en California por segregación en las escuelas públicas.

Méndez (con apellido Gómez de soltera), que nació en el municipio de Juncos, en Puerto Rico, creció en California, donde su familia se mudó cuando tenía 12 años y allí se casó con el mexicano Gonzalo Méndez, con quien abrió un café y luego una granja en el pueblo de pueblo de Westminster.

En 1944, a los tres hijos de Méndez se les negó inscribirse para estudiar en una escuela pública en Westminster debido a su origen étnico y color de piel, lo que llevó a Felicitas y su esposo a demandar a la junta escolar local.

A esa demanda se unieron otros padres exigiendo el fin de la segregación de estudiantes hispanos, destaca Google en su página que dedica hoy a esta activista.

Recuerda además que la puertorriqueña organizó comités para apoyar el caso y manejó hábilmente por su cuenta la finca que tenían, generando ganancias récord que ayudaron a subsidiar la demanda.

El 18 de febrero de 1946, el tribunal de distrito federal concluyó que los distritos escolares violaban el derecho de los ciudadanos mexicano-estadounidenses a la misma protección ante la ley y falló a favor de la familia Méndez y los demás padres.

El fallo histórico fue confirmado el año siguiente por el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito el año siguiente, allanando así el camino para una ley que pedía la integración de todas las escuelas públicas de California ese mismo año.

También pavimentó la decisión de la Corte Suprema contra la Junta de Educación que declaró inconstitucional la segregación de las escuelas públicas siete años después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here