Debido a la situación en Colombia, la celebración de independencia ha sido opacada. (Foto: Leticia Roa Nixon)

El 20 de julio de 1810 se dio el “Grito de Independencia” en Colombia, que originó su independencia en la batalla de Boya el 7 de agosto de 1819. Este año, sin embargo, los festejos se contrastan con más manifestaciones contra el gobierno de Iván Duque, que iniciaron el pasado 28 de abril. Las protestas fueron convocadas en varias ciudades del país, con llamados a «movilizaciones masivas y pacíficas», por la ciudadanía y por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Según reportes de la prensa internacional, las autoridades desplegaron policías y militares en todo el territorio para prevenir -según ellos- actos vandálicos y escaladas de violencia, al tiempo que los desfiles militares por la independencia de Colombia fueron televisados.

Colombia da un nuevo grito de celebración y reclamo 1
Doctor Juan Carlos Castrillón Vallejo, becario de la universidad de Pensilvania. (Foto: Leticia Roa Nixon)

El martes pasado el Comité Nacional del Paro presentó varios proyectos de ley que fueron radicados en la instalación de la nueva legislatura del Congreso de Colombia, que ocurre cada 20 de julio, dijo la CUT en Twitter.

Colombia da un nuevo grito de celebración y reclamo 2
La comunidad colombiana ha organizado protestas durante el Paro Nacional. (Foto: Leticia Roa Nixon)

Según la agencia EFE, el presidente Duque, anunció el lunes una nueva vocación de transparencia y respeto por los derechos humanos en la Policía Nacional, durante un evento en el que fueron presentados los nuevos uniformes de la institución.

Colombia da un nuevo grito de celebración y reclamo 3
Solidaridad con el pueblo colombiano desde Filadelfia. (Foto: Leticia Roa Nixon)

Los proyectos de ley que presentó el Comité Nacional del Paro ante el Congreso de la República tienen que ver con exigencias que han venido haciendo desde el inicio del paro del 28 de abril.

  • Renta básica de un salario mínimo (unos US$ 250) para 10 millones de personas por siete meses.
  • Matrícula cero para los jóvenes de las universidades públicas con cargo al presupuesto nacional.
  • Pago a los salarios a trabajadores de pequeñas y medianas empresas a través del apoyo al empleo formal.
  • Derogatoria al decreto 1174 que, según las centrales obreras, «es una reforma laboral y pensional, por la puerta de atrás».
  • Acoger las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que hizo en cuanto a reglamentar y respetar la protesta social, que se reforme la Policía, desmonte del Esmad (Escuadrón Antidisturbios), no militarización de las ciudades.
  • Otros temas del pliego de emergencia que se había presentado en 2020 como: salud básica, renta universal, matrícula cero, subsidios a las nóminas, defensa de la producción nacional, no discriminación por violencia sexual ni de género, dijeron las centrales obreras.

De acuerdo con CNN, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, celebró que el Comité Nacional del Paro presentó proyectos de ley en el Congreso sobre los reclamos que han venido haciendo desde hace varios meses.

«Si lo que hay es violencia y vandalismo habrá policía y fiscalía para capturar y judicializar a quienes intenten deslegitimar la movilización pacífica y además perturbar la tranquilidad de Bogotá», advirtió.

DESDE FILADELFIA

Juan Carlos Castrillón Vallejo, nacido en la ciudad colombiana de Medellín, relató a Impacto lo que significa la celebración de independencia de su país. Son muchos sentimientos mezclados porque uno esperaría que hubiera un júbilo en el sentido de ser una república, de ser un proyecto con una organización que es más participativa donde el consenso es posible y es algo que actualmente no estamos viendo en Colombia”.

Aun viendo desde fuera, este antropólogo considera que es triste ver como esa celebración de consenso y de una vía política adulta está siendo tergiversada y manipulada por poderes económicos “que hacen que uno no vea como una celebración, sino que hacen que el bicentenario esté opacado”.

Acerca de cómo se puede mejorar la situación en su país natal, Juan Carlos comparte “yo creo que mi voz se suma a la voz de muchas personas que consideran que lo que ayudaría mucho es que el gobierno nacional y las personas que han estado al frente de los órganos de control que deberían hacer bien al país pues sean menos arrogantes y estén más pendientes de servirle al país para el cual trabajan. Es muy frustrante ver que esas personas a la cabeza de esas entidades parece que no les importara la vida de muchas personas en Colombia”.

En tanto, miembros de la organización de colombianos en Filadelfia y activistas han realizado protestas contra la represión, la violencia y el ultraje amparado por el Estado durante el Paro Nacional en ese país sudamericano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here