Asambleísta Derek Green. (Foto cortesía)

El Concejo Municipal aprobó una ley que extenderá las protecciones fundamentales para víctimas del control coercitivo. Esta legislación mantendrá a las familias seguras y evitará que el abuso doméstico escale a otras formas de violencia que pueden ser letales. El proyecto de ley propuesto por la asambleísta Kendra Brooks fue aprobado por 16 votos a favor y uno en contra.

El control coercitivo se refiere a un patrón de conductas violentas que afectan la seguridad y libertad de otras personas a través de la manipulación, amenazas, el uso de la fuerza, intimidación o limitación del acceso a los servicios.

Mientras que esta forma de violencia doméstica no es siempre visible, plantea un riesgo real e inmediato a las víctimas que en ocasiones están aisladas de su familia y amigos. Pueden estar en peligro debido a su estatus migratorio o por no tener apoyo social y financiero. Por tanto, esta legislación expande las protecciones de empleo y vivienda para aquellos individuos bajo control coercitivo e intenta romper el ciclo de violencia.

¡Busque ayuda! 1
Concejal Bobby Henon. (Foto cortesía)

La violencia doméstica es una crisis de salud pública en la ciudad que impacta a las personas sin distinción de raza, clase social y género. Según la organización local Women Against Abuse (WOA), hay cien mil llamadas a la línea de emergencia 911 cada año en Filadelfia para reportar casos de violencia doméstica. La pandemia ha agravado esta crisis, lo que ha resultado en que esta organización tenga un aumento del 30% en llamadas a su línea directa debido a conductas agresivas en el hogar.

La jefa de personal de WOA, Elise Scioscia, puntualizó que, con mucha frecuencia, las víctimas de este tipo de abuso son incapaces de buscar el alivio adecuado debido a la definición limitada que “se enfoca en el abuso físico, sin el entendimiento de la destrucción total, que puede ocurrir por los patrones de acciones manipulativas y prácticas que arrebatan a las víctimas de su libertad”.

Por su parte, el concejal Bobby Henon, ahondó que esta legislación es una medida fundamental para prevenir mayor abuso. En tanto, el asambleísta Derek Green expresó que, a causa de la pandemia, el confinamiento ha inhabilitado a las mujeres a buscar un refugio seguro no solo para ellas, sino con frecuencia para los niños. A su vez, la asambleísta Katherine Gilmore Richardson agradeció a su colega, Kendra Brooks, por su liderazgo para extender las protecciones para las personas bajo control coercitivo.

La legislación fue copatrocinada por los concejales y asambleístas Bobby Henon, Jamie Gauthier, Helen Gym, Katherine Gilmore Richardson, Derek Green, Curtis Jones, Isaiah Thomas y Cherelle Parker.

Esta ley fue inspirada por el lamentable asesinato de Tianna Thompson, la prima de la asambleísta Kendra Brooks, víctima de violencia doméstica. Ella, no recibió ayuda a tiempo y su pareja la privó de la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here