Yolanda Reyna con su hijo el expresidente Leonel Fernandez, cuando se aplicaba la vacuna contra COVID-19. (Foto: Facebook)

Me sentí motivada al escuchar el mensaje del expresidente de la República Dominicana, Leonel Fernández Reyna por el reciente fallecimiento de su madre. Creo que sus palabras nos motivan a todos como hijos.

En mi opinión, Fernández es considerado por los dominicanos como uno de sus mejores presidentes que ha tenido el país, ya que, entre otras cosas, durante su gobierno, emprendió una dinámica y agresiva política exterior que permitió la apertura de mercados y globalización; además, se incentivó la participación de la República en la Organización de los Estados Americanos y la Cumbre de las Américas.

El expresidente Fernández Reyna, expresó el sábado pasado que la inspiración de hacer un «Nueva York chiquito» y la construcción del Metro de Santo Domingo –inaugurado en 2008 (Línea 1) y 2013 (Línea 2)–, se debió gracias a su fallecida madre, doña Yolanda Reyna.

«Con frecuencia la esperaba (a su madre) en la estación del ‘subway’entre cuatro y cinco de la tarde a que llegara del trabajo, y la acompañaba a nuestro apartamento. Pienso que, desde entonces, por estar allí y ver tantos trenes al esperar, me pudo haber surgido la idea del Metro de Santo Domingo (…), y quizás aquello del ‘Nueva York chiquito’ surgió de esos años juveniles al lado de mi madre», resaltó el exmandatario durante la misa realizada con motivo al novenario de Yolanda Reyna en la Catedral Primada de América, oficiada por monseñor Benito Ángeles.

Doña Yolanda falleció el miércoles 21 de julio del presente año luego de estar en la unidad de cuidados intensivos en la clínica Abel González.

Fernández reveló que todo su destino ligado a la política es una herencia que recibió en sus años de joven cuando su progenitora se convirtió en pionera de los círculos políticos de estudio de la República Dominicana, tras reunirse siempre con unas amigas en su antigua casa ubicada en la Gran Manzana. «Todo lo que soy, he sido y pueda ser, es el resultado directo de ella», expresó.

«Hace unos días después de su muerte, encontré un carnet del Partido Revolucionario Dominicano del año 1956, del cual ella era miembro, firmado por Gastón Espinal, lo que indica que en plena era de la dictadura de Rafael Trujillo tenía conciencia de que debía formar parte de algún movimiento que luchara por la libertad, la democracia y la justicia», subrayó.

El expresidente reiteró que su progenitora fue una madre soltera que asumió el rol de “padre y madre, que tenía dos trabajos y casi no dormía”. Añadió, que lo principal para la señora Reyna fue su familia, hijos, padres, hermana, sobrinos, nietos y bisnietos.

Apuntó que toda la expresión de cariño brindada por la población dominicana durante el velatorio de Yolanda se debió a que «a través de ella se emanaba una expresión de amor en representación a la madre dominicana».

Por otro lado, el diputado y nieto de la fallecida, Omar Fernández, destacó que a su abuela la recordará como una mujer incansable y luchadora.

¡Que el impacto del Señor nos mantenga el pulso equilibrado!

emma_martinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here