La epidemióloga Hilda Alemán administra una dosis de la vacuna de los laboratorios Pfizer/BioNTech contra el COVID-19 a una mujer en el Hospital Ashford de San Juan (Puerto Rico). EFE/Thais Llorca/Archivo

San Juan. – En Puerto Rico a inicios de esta semana ya había 324.693 personas vacunadas contra el COVID-19, gran parte de ellas con la primera dosis; la mayoría, un 62 %, son mujeres y la edad oscila entre 45 y 51 años.

El secretario del Departamento de Salud de Puerto Rico, Carlos Mellado, informó el 16 de febrero en conferencia de prensa de la marcha de la vacunación, momento que aprovechó para confirmar el primer caso de un paciente en la isla contagiado por la variante b117 de la covid-19, conocida como cepa británica: una mujer de cerca de 50 años que llegó haciendo escala en Estados Unidos desde Europa.

El Instituto de Estadísticas de la isla lanzó plataforma digital que ayudará a conocer el progreso de vacunación, con indicadores basados en la cantidad de personas vacunadas y otros datos suministrados por el Departamento de Salud.

Los diez municipios con las tasas más altas de vacunación de la primera dosis por cada 10.000 habitantes son Vieques, Guaynabo, Aibonto, Villalba, Ponce, Mayagüez, San Juan, Cayey, Caguas y Bayamón. Aquellos con las tasas más bajas son Corozal, Vega Alta, Isabela, Río Grande, Jayuya, Maricao, Rincón, Luquillo, Naguabo y Culebra.

De acuerdo con Mellado, Moderna va a aumentar 6.000 vacunas más semanales y eso va a dar la capacidad de seguir haciendo actividades de vacunación masivas entre la población de la isla.

Cada semana Puerto Rico recibe más de 41.000 vacunas.

En cuanto al proceso de vacunación, la Guardia Nacional de Puerto Rico administra segundas dosis, en este caso de Moderna, a los policías y personal del Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) en Mayagüez, San Juan, Arecibo, Bayamón y Caguas.

En Puerto Rico, entre abril del año pasado y comienzos de febrero, habían muerto en la isla siete miembros de las fuerzas de seguridad.

Mellado dijo que se investigarán los casos de personas que tratan de adelantarse a su turno, ya que, como reconoció, incluso se recurre a la falsificación de documentos.

En Puerto Rico hay una orden administrativa en vigor desde el pasado 4 de febrero para multar con 5.000 dólares a personas o entidades autorizadas para vacunar que no respeten la orden de inocular solo a personas de 65 años o más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here