Un técnico de laboratorio inserta un hisopo en la nariz de un residente para la prueba del coronavirus en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Jorge Muñiz/Archivo

San Juan. – El Departamento de Salud y la Universidad de Puerto Rico han puesto en marcha iniciativas para identificar casos COVID-19 y el porcentaje de desarrollo de anticuerpos, cuando los hospitales se preparan para un empeoramiento, después de que se registraran 568 hospitalizaciones, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia.

En este proyecto se tomarán muestras de sangre para determinar si las personas han estado expuestas al coronavirus.

Los estudios de seroprevalencia se utilizan para proporcionar estimaciones de la infección, y permiten conocer la proporción de personas con anticuerpos.

HOSPITALES PREPARADOS PARA EMPEORAMIENTO

Las víctimas mortales se acercan a las 1000, mientras que los casos confirmados acumulados se situaban a inicios de la semana en 42.790.

Además, del total de 568 pacientes hospitalizados 85 están ingresados en unidades de cuidados intensivos y 70 están conectados a un respirador artificial.

El presidente de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá, dijo que todavía hay cerca de 3.000 camas de hospital disponibles, lo que hace que a pesar del aumento de casos la situación sea «manejable».

Recordó además que en Puerto Rico el sistema hospitalario está en su mayoría en manos privadas, aunque todavía cerca de un 15 % permanece como propiedad estatal.

SITUACIÓN MANEJABLE

Plá insistió en la palabra «manejable» para explicar cómo está la situación en el sistema hospitalario, aunque reconoció que el futuro le preocupa mucho.

Una de las iniciativas tomadas para prevenir que un supuesto aumento de casos desborde el sistema hospitalario es el de preparar cuartos de presión negativa para transformarlos en cuidados intensivos.

Explicó que los cuartos de presión negativa son aquellos que cuentan con su sistema de aire que no conecta con el resto del centro, sino que lo hace con el exterior, razón por la que son utilizados para pacientes que sufren enfermedades infecciosas.

Dijo que Puerto Rico dispone de cerca de 1.000 cuartos de presión negativa que en muy poco tiempo podrían transformarse.

Un dato a tener en cuenta es la distribución de los casos por la región de la isla, con la región metropolitana con el mayor número al cierre de esta edición era de un total de 14.387, seguida por la de Bayamón con 9.551 y la de Caguas con 5.701.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here