Un guardia toma la temperatura de un hombre este lunes durante su ingreso al centro comercial Plaza Las Américas, en San Juan (Puerto Rico). EFE/Thais Llorca

San Juan. – Tras once semanas cerrados por la pandemia del COVID-19, los principales centros comerciales de Puerto Rico, entre ellos Plaza Las Américas, el más grande del Caribe, reabrieron esta semana sus puertas en un estadio más de reapertura de la economía en medio del coronavirus.
A ello se une que no todos los comercios de los centros comerciales estaban abiertos y que muchos de los servicios que ofrecen habitualmente no estaban disponibles.
Otros centros comerciales que reabrieron en la zona de San Juan y cercanía, fueron el Mall of San Juan y San Patricio Plaza, en Guaynabo, municipio aledaño a la capital.
De los tres, Plaza Las Américas desarrolló una aplicación móvil para que el consumidor reservase su espacio de visita para un máximo de dos personas. Cuando abrió sus puertas el lunes 1 de junio, a las diez de la mañana había un total de 1.600 personas.

TIENDAS Y RESTAURANTES AÚN CERRADOS

En Plaza Las Américas, al menos 100 de los 300 comercios que alberga, reabrieron, mientras que en el Mall of San Juan hicieron fueron  60 de las 105 tiendas, y en San Patricio Plaza reabrieron al menos la mitad de sus 150 establecimientos.
De igual manera, no todos los restaurantes de los tres centros comerciales reabrieron, el servicio de aparcamiento personalizado tampoco existe ya, y cada tienda tiene una capacidad reducida de clientes.
Plaza Las Américas impuso dos tandas de horarios para comprar y solo podía albergar el 25 % de su capacidad.

TOMAN MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA ENTRAR

De igual modo, todos los consumidores obligatoriamente debían tener puesta una mascarilla para entrar, se les tomaba la temperatura y debían usar gel antibacterial.
Y como medida de seguridad, en los centros comerciales cada consumidor tiene que seguir las medidas de distanciamiento físico, algo que les recuerda unas pegatinas en el suelo.
Finalmente, el vicepresidente de operaciones de San Patricio Plaza, Miguel González, explicó  que cada tienda limitará al 50 por ciento la cabida para atender público y los restaurantes la reducirán aún más, pues solo acomodarán al 25% de su capacidad.
«Estamos muy contentos de que el Gobierno nos ha otorgado la confianza de nuestro sector, de centros comerciales, de reabrir nuevamente a la comunidad», resaltó González, quien dijo que el sector de estos establecimientos genera 130.000 empleos directos e indirectos en toda la isla.

«Sabemos la responsabilidad que eso trae y lo vamos a hacer de una manera disciplinada y siguiendo todos los protocolos habidos y por haber», afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here