(Foto: Death Penalty Action)

Melissa Lucio, madre acusada del asesinato de Mariah, su hija de dos años, y ahora tendrá la oportunidad de una defensa real y honesta.

La Corte había dicho que ella merece tener una nueva audiencia para considerar evidencia no presentada en su primer juicio que pudiera probar su inocencia. La Corte Penal de Apelaciones de Texas detuvo la ejecución de Lucio dos días antes.

Cinco horas de un interrogatorio tipo Gestapo obligaron a Melissa, una madre embarazada, a admitir un asesinato que no cometió.  El informe de la autopsia y los hallazgos no incluyeron el testimonio del médico que examinó a Mariah y determinó que los hematomas en su cuerpo podrían deberse a una lesión en el cerebro.

El defensor público no permitió que los niños testificaran a favor de Melissa. Habrían dicho que era una madre amorosa y que ninguno de ellos había sido abusado por su madre.

(Foto: Death Penalty Action)

Los gemelos de Melissa nacieron en la cárcel y se los quitaron. Y a ella, como madre, nunca se le permitió llorar adecuadamente la pérdida de su hija ni darle el entierro adecuado.

Ahora, cinco de los miembros del jurado testifican que, si hubieran conocido la información anterior, nunca habrían votado a favor de la condena.

(Foto: Death Penalty Action)

Este caso ha recibido gran atención debido a un documental The State of Texas VS Melissa Lucio producido por Sabrina Van Tassel que presenta gran parte de la información que no se presentó en defensa de Lucio.

Un nuevo equipo de abogados, incluido Innocence Project, desarrolló la defensa más increíble. Y 100 legisladores estatales, tanto republicanos como demócratas, pidieron un nuevo juicio para Melissa y su liberación.

(Foto: Death Penalty Action)

Estoy en el comité asesor de Death Penalty Action, que es un grupo organizador de activistas de derechos humanos que durante 6 meses ha estado organizando eventos en Texas que llamaron la atención a nivel nacional e internacional.

Muchos grupos latinos de Texas como Somos Tejas, LULAC y otros se sumaron a su defensa, sus hijos fueron una parte clave de la campaña multicultural con individuos y organizaciones de un arcoíris de comunidades. Muchas voces de las comunidades religiosas de todos los credos oraron y lucharon por Melissa

(Foto: Death Penalty Action)

Mientras trabajaba en su caso, intercambié muchas cartas con Melissa y escuché la voz y el corazón de una mujer inocente que es una persona de fe y amor. Cuando sus hijos la visitan, les lee versículos de la biblia. Melissa ha hecho que su movimiento de defensa sea un movimiento de amor y compasión.

(Foto: Death Penalty Action)

Durante el mes, Melissa y yo hemos tenido excelentes conversaciones sobre la comida mexicana. Hemos intercambiado recetas y ella ha dicho más de una vez que quiere liberarse para reunir a todos sus hijos alrededor de la mesa y darles su fe y su amor. Melissa respondió cartas a cientos de personas, incluido un amigo exonerado de Uganda que me envió una copia de su carta.

Melissa me envió recientemente su receta de fideo que cocinará para sus hijos. He estado manifestándome junto a muchos activistas y familiares. En Capitolio Estatal de Texas afuera de la oficina del gobernador recibimos las buenas noticias y celebramos y continuamos nuestro trabajo.

(Foto: Death Penalty Action)

Melissa pasó su vida viviendo con el dolor del abuso sexual y físico que comenzó cuando era una niña de 7 años. “Doy gracias a Dios por mi vida”, dijo Lucio en un comunicado, “Estoy agradecida de que la Corte me haya dado la oportunidad de vivir y demostrar mi inocencia. Mariah está en mi corazón hoy y siempre. Estoy agradecida de tener más días para ser madre de mis hijos y abuela de mis nietos”.

La lucha por la exoneración de Melissa Lucio continúa, «No ha terminado», dijo John Lucio sobre su lucha por liberar a su madre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here