La vacuna de Jonhson y Johnson es más fácil de manipular y se aplica una sola vez. (Foto: EFE)

A la hora de vacunarse contra el COVID-19 no hay que ser quisquilloso. Los expertos afirman que debes ponerte la primera vacuna autorizada que te ofrezcan.

La vacuna anti COVID más reciente, de Johnson & Johnson, es probablemente un poco menos eficaz para prevenir la enfermedad que las dos vacunas que ya se administran en los Estados Unidos, de Pfizer-BioNTech y Moderna.

El 29 de enero, Johnson & Johnson (J&J) anunció que, en un ensayo con 45,000 personas, su vacuna tuvo una eficacia de un 66% en la prevención de casos moderados a graves de la enfermedad.

Según la empresa, ninguno de los vacunados fue hospitalizado o murió a causa de COVID. J&J comunicó que solicitaría la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de inmediato. Si la agencia autoriza su uso, millones de dosis podrían ser distribuidas a partir de finales de febrero.

La vacuna de J&J es similar a las de Moderna y Pfizer-BioNTech, pero utiliza una estrategia diferente para transportar el código genético a las células humanas con el fin de estimular la inmunidad a la enfermedad.

En los ensayos clínicos de otoño, las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech resultaron eficaces en un 94% contra el COVID. También evitaron casi todos los casos graves.

No importa cuál te toque, apenas puedas, vacúnate contra el COVID 1
Más muertes, más enfermedades. Solo el 3% de los vacunados son latinos. Vacunemos a nuestra gente lo antes posible. Rev. Luis Cortés.

Pero la diferencia en esos niveles de eficacia puede ser engañosa. Las vacunas se probaron en distintos lugares y en diferentes fases de la pandemia. Además, J&J administró a los sujetos de su ensayo una sola dosis, mientras que Moderna y Pfizer administran dos dosis, separadas por 28 y 21 días, respectivamente.

El resultado final es que las tres hacen un buen trabajo en la prevención de los casos graves de COVID.

«Es como si quisieras un Lamborghini o un Chevy para ir al trabajo», dijo el doctor Gregory Poland, director del Grupo de Investigación de Vacunas de la Clínica Mayo. «Al final, sólo necesito llegar al trabajo. Si hay un Chevy disponible, apúntame».

Así que, aunque los paneles de expertos puedan debatir en el futuro sobre qué vacuna es mejor para quién, «desde una perspectiva personal y de salud pública, el mejor consejo por ahora es vacunarse lo antes posible, porque cuanto antes nos vacunemos todos, mejor estaremos», señaló el doctor Norman Hearst, médico de familia y epidemiólogo de la Universidad de California-San Francisco.

Las siguientes son cinco razones por las que deberías ponerte la vacuna de J&J —suponiendo que la FDA la autorice— si es la que te ofrecen primero:

1. Las tres vacunas protegen contra hospitalización y muerte

De los 10 casos graves en el ensayo clínico de Pfizer, nueve recibieron un placebo, o vacuna falsa, y ninguno de los 30 casos graves en el ensayo de Moderna lo sufrieron personas que habían recibido la vacuna verdadera.

Johnson & Johnson no dio a conocer cifras concretas, pero comunicó que ninguno de los pacientes vacunados tuvo que ser hospitalizado y ninguno murió.

«El verdadero objetivo es mantener a la gente fuera del hospital, de la terapia intensiva y de la morgue», apuntó el doctor Paul Offit, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia. «Esta vacuna lo logra bien».

No importa cuál te toque, apenas puedas, vacúnate contra el COVID 2

2. Valorar los niveles de eficacia sería como comparar peras con manzanas

Los datos que Moderna y Pfizer-BioNTech presentaron a la FDA procedían de grandes ensayos clínicos que tuvieron lugar durante el verano y principios del otoño en los Estados Unidos.

En ese momento, no había surgido ninguna de las nuevas variantes de COVID, algunas de las cuales podrían evadir mejor las respuestas inmunitarias producidas por las vacunas. En cambio, el ensayo de J&J comenzó en septiembre y se administró a personas de Sudamérica, Sudáfrica y los Estados Unidos.

Las nuevas variantes de Brasil y Sudáfrica parecen ser algo mejores a la hora de evadir las defensas de la vacuna, y es posible que una nueva variante en California —donde se inscribieron muchos voluntarios de J&J— también tenga esa característica.

La vacuna de J&J tuvo una eficacia del 72% contra un COVID de moderado a grave en la parte estadounidense del ensayo, en comparación con el 57% en Sudáfrica, donde la cepa dominante es un virus mutante más contagioso.

Otra vacuna, fabricada por la empresa de Maryland Novavax, tuvo una eficacia del 90% en un amplio ensayo clínico británico, pero sólo del 50% en Sudáfrica. Las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech podrían no haber obtenido los mismos resultados espectaculares si se hubiesen probado más recientemente, o en Sudáfrica.

«Esta vacuna se probó en la pandemia aquí y ahora», señaló el doctor Dan Barouch, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard cuyo laboratorio, en el Centro de Investigación de Virología y Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess, de Boston, desarrolló la vacuna de J&J. «La pandemia es mucho más compleja ahora que hace unos meses».

Parte de la diferencia de resultados también podría atribuirse a las diferentes poblaciones de pacientes o condiciones de la enfermedad, y no sólo al virus mutante. Un gran porcentaje de sudafricanos es portador del virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH. Las vacunas chinas han tenido un rendimiento muy diferente en los países donde se han probado en los últimos meses.

«No sabemos qué vacunas son los Lamborghinis», dijo Poland, «porque no se pueden establecer verdaderas comparaciones».

No importa cuál te toque, apenas puedas, vacúnate contra el COVID 3
Florida avanza rápidamente en la vacunación de la población. (Foto: EFE)

3. La rapidez es esencial

Para frenar la propagación del COVID, la mutación del virus que lo provoca y los continuos golpes a la economía, es necesario que todos nos vacunemos lo antes posible. Pero la falta de vacunas se ha dejado sentir de manera dramática.

La madre de la doctora Virginia Banks, de 103 años, es una de las pocas estadounidenses vivas que estuvieron presentes en la última gran pandemia del país, la de la gripe de 1918, y sin embargo no ha podido vacunarse contra covid, según contó Banks, médico del Northeast Ohio Infectious Disease Associates, en Youngstown.

Los pacientes no pueden exigir el tipo de vacuna que quieren ponerse, dijo Banks. La gente «tiene que vacunarse con cualquiera de las vacunas que hay disponibles para que podamos acercarnos a la inmunidad de grupo» y frenar así la propagación del virus.

Banks se ha esforzado por promover las vacunas contra el COVID entre las comunidades minoritarias más escépticas, apareciendo con frecuencia en las noticias de la televisión local y haciendo al menos dos presentaciones por Zoom cada semana. Hasta la fecha, las personas negras se han vacunado contra el COVID en porcentajes mucho más bajos que los blancos no hispanos.

«Esperar tiene su lado negativo», advirtió el doctor William Schaffner, profesor de medicina preventiva y política sanitaria en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. Retrasar la vacunación conlleva graves riesgos, dado que más de 3,800 estadounidenses se mueren cada día a causa del COVID.

4. La vacuna de J&J parece tener algunas ventajas reales.

En primer lugar, parece causar menos efectos secundarios graves, como la fiebre y el malestar que sufrieron algunos receptores de la vacuna de Pfizer-BioNTech y Moderna.

La fiebre alta y la deshidratación son especialmente preocupantes en personas mayores frágiles que «están al borde del abismo», explicó la doctora Kathryn Edwards, directora científica del Programa de Investigación de Vacunas de Vanderbilt. La vacuna de J&J «puede ser la mejor para estos pacientes».

Muchas personas también pueden preferir la vacuna J&J porque «se administra una sola vez», señaló Schaffner. También es más fácil para los que la aplican: sólo hay que programar una cita.

No importa cuál te toque, apenas puedas, vacúnate contra el COVID 4
De la rapidez de la vacunación dependerá la “inmunidad de rebaño”. (Foto: EFE)

5. La vacuna de J&J es mucho más fácil de enviar, almacenar y administrar.

Mientras que la vacuna de Johnson & Johnson puede almacenarse en frigoríficos normales, la de Pfizer-BioNTech debe conservarse a largo plazo en congeladores «ultrafríos» a temperaturas de entre -112 y -76 grados Fahrenheit, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Tanto la vacuna de Moderna como la de Pfizer-BioNTech deben utilizarse o desecharse en las seis horas siguientes a la apertura del vial. Los viales de la vacuna de J&J pueden guardarse en un frigorífico y volver a utilizarlos si quedan dosis.

«En estos momentos tenemos clínicas de inmunización masiva que están abiertas, pero no tienen vacunas», dijo Offit; «pero ésta es de dosis única y de fácil almacenamiento y manipulación».

Dónde vives —y no tu preferencia personal— puede determinar qué vacuna recibas, indicó E. John Wherry, director del Instituto de Inmunología de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pennsylvania. Señaló que la vacuna de Johnson & Johnson es una opción más sencilla para las zonas rurales.

No importa cuál te toque, apenas puedas, vacúnate contra el COVID 5
Una mujer recibe la primera inyección en un puesto de vacunación. (Foto: EFE)

«Una vacuna no tiene que ser efectiva en un 95% para convertirse en un increíble salto adelante», aseguró Wherry. «Cuando lleguemos al punto en que tengamos opciones sobre qué vacuna administrar, será un lujo tener que debatir esa cuestión».

Esta historia fue producida por KHN, que publica California Healthline, un servicio editorialmente independiente de la California Health Care Foundation.

La ciudad aumenta la distribución de vacunas a grupos vulnerables

Para inicios de esta semana, la ciudad de Filadelfia había aplicado la primera dosis de la vacuna, a 120,122 de sus residentes.

Los inmigrantes indocumentados en Filadelfia no tienen que temerle al proceso de vacunación si es que son elegibles de acuerdo con las fases del proceso. Así lo confirmó el comisionado de salud, Thomas Farley

“Tenemos dos mensajes importantes para los inmigrantes: queremos que se vacunen por su bien y por el de la comunidad, así como no compartiremos información personal con las autoridades migratorias, conocidas como ICE”.

El funcionario le dio un revés a la creación de centros masivos de vacunación en los estadios deportivos por la incapacidad del Departamento de Salud de identificar a los residentes legítimos de Filadelfia.

El funcionario explicó que el proceso de inmunización está avanzando, pero sigue siendo retante por la falta de suministros. “Sabemos que hay interés por la vacunación, pero si eres saludable y joven debes esperar”, apuntó Farley.

En las próximas semanas Filadelfia recibirá del gobierno federal 10,700 dosis de Pfizer y de Moderna 14,400. Este leve aumento en las dosis permitirá que se les ponga el antídoto a más personas, según Falrey. Actualmente están en la fase 1B que implica «muchas personas» tales como trabajadores esenciales, personal correccional, personas mayores de 75 años, personas con condiciones crónicas, maestros y trabajadores de la industria culinaria. Para finalizar esta etapa se incluirán a los transportistas.

Se gestionó una alianza con farmacias tales como ShopRite y Rite Aid que proporcionará unas 4,900 dosis adicionales a personas mayores de 75 años.

También se creó un portal para que los patronos, grandes o pequeños, soliciten la inmunización para sus trabajadores si es que pertenecen a los grupos prioritarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here