La mayor prevalencia de diabetes en Cuba se observa en mujeres, y en personas mayores de 60 años. (Foto: Humberto Lister)

Cuba constituye un referente en América en la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus. Isleydis Iglesias Marichal, especialista en Endocrinología y Medicina General Integral y directora del Instituto Nacional de Endocrinología, resaltó que Cuba posee un buen nivel de control glucémico de sus pacientes, según reportes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), la académica destacó que a todos los pacientes se les garantizan los tratamientos, glucómetros, medicamentos y lo que la industria biofarmacéutica nacional ha puesto en función de las personas con esa dolencia. También se refirió a la labor de la Isla en la prevención de esa enfermedad desde la Atención Primaria de Salud con el aporte de investigaciones importantes que se realizan en el campo de la diabetes. Con los distintos médicos de familia que se encuentran en las comunidades, se orienta y se realiza el diagnóstico temprano; los afectados reciben tratamiento para esta enfermedad, junto con una terapia de familia, ya que las enfermedades crónicas no solo involucran al paciente. “Ese padecimiento es considerado a nivel mundial una catástrofe en salud que se sigue extendiendo”, la experta asegura que es tan preocupante la cifra de registrados como la cantidad de diabéticos ocultos y sin diagnosticar, lo cual impide tratar el mal de manera rápida y oportuna, generando la aparición de complicaciones. Cuba ha mostrado un incremento sostenido en los últimos años tanto de obesidad como sedentarismo, con más de cincuenta afectados de ambas condiciones por cada mil habitantes, alertó la especialista.

Iglesias insistió en la necesidad de realizar actividad física, no solo caminar, sino también, bailar, nadar, y hacer otros ejercicios aeróbicos, y evitar ser una persona sedentaria.

Diabetes mellitus en Cuba 1
El medicamento cubano Heberprot-P comienza a introducirse en Mongolia. (Foto: ACN)

Se debe mantener una alimentación baja en azúcares, carbohidratos, rica en vegetales y frutas. “La obesidad abdominal, factor de riesgo de diabetes y de enfermedades cardiovasculares, se da justamente por tener una circunferencia de cintura prominente, aunado a las altas concentraciones de grasa en esa zona, ya que las vísceras están principalmente en el abdomen, y esto imposibilita que esos órganos puedan funcionar adecuadamente”, advirtió la doctora.

Entre los múltiples factores de riesgo están el estrés, la excesiva quietud, el consumo de “comida chatarra”, la hipertensión, el colesterol alto, entre otros. Respecto a los relacionados con aquellas mujeres que han parido bebés con un peso por encima de lo normal, por lo regular han tenido diabetes gestacional o han sufrido la muerte de su bebé sin causa aparente.

Diabetes mellitus en Cuba 2
Según la III Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, más del 40,4 % de los cubanos de 15 años y más, no realiza actividad física suficiente. (Foto: Ismael Batista)

Asimismo, Iglesias se refirió a los beneficios que reciben los pacientes cubanos al mencionar los diversos programas existentes, como los que atienden la diabetes en el embarazo con equipos multidisciplinarios en los hospitales gineco-obstétricos, así como los dirigidos a niños y adolescentes con esta condición crónica. Destacó además un programa dedicado a la atención del adulto mayor, ya que la prevalencia más alta de diabetes en Cuba se da en personas mayores de 60 años, con cifras superiores a las doscientas personas por cada mil habitantes.

La disminución de amputaciones provocadas por la diabetes mellitus ha sido un logro de la Isla gracias a la elaboración del medicamento Hebertprot-P, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba, el cual ha demostrado su efectividad en la cura y cicatrización de heridas complejas, úlceras isquémicas y las resultantes del pie diabético, reduciendo visiblemente los riegos de amputación.

Contacto: reinaldoherrera89@gmail.com

Artículo anterior#SOS Cuba – Perspective from the Yuma
Artículo siguienteEl apego seguro genera tranquilidad
Nacido en Cuba. Graduado como Instructor de Arte en la Especialidad de Música por la Escuela de Instructores de Arte de Camagüey, Cuba. Tiene una Licenciatura en Comunicación Social por la Universidad de Camagüey, Cuba y una Especialización en Comunicación Corporativa por el Politécnico Grancolombiano de Bogotá, Colombia. Se desempeñó como profesor de música durante 6 años en una escuela secundaria de la provincia de Camagüey, Cuba. Actualmente colabora como redactor para la revista “Ciudad Nueva Andina y Caribeña” del Grupo Editorial Ciudad Nueva, formando parte además del Consejo de Redacción. También colabora en programas para Radio María Colombia desde la propia revista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here