Cronología mundiales de fútbol Esta semana los sesentas.

0
Lev Yashin y la seleccion de URSS 1966; Foto thesefootballtimes.co

Pittsburgh, PA – En esta época de cuarentena he estado mirando grabaciones que se remontan a diferentes momentos en la historia; la FIFA por medio de su página en YouTube está subiendo juegos para que los fanáticos vivan el partido en tiempo real. Me pareció interesante, recordé los viejos tiempos, los mundiales de la década de los sesentas, el de Chile del 62 e Inglaterra 66. Empecé a recuperar memorias.

Chile 62, el mundial de Yashin “La Araña Negra”, del Jogo Bonito de Brasil y del gran Garrincha, pero en general, marcaba la diferencia el ataque; muchos pensamos que la mejor defensa es el ataque. En equipos como URSS, Checoeslovaquia y el mismo Brasil jugaban al balón, no importaba la marca, solo la tenencia, por eso sus formaciones eran 3-2-5, tres defensas, dos mediocampistas y cinco delante- ros. La idea era hacer goles, abrir la cancha con punteros rápidos. Brasil fue importante en este aspecto y más en ese mundial. Garrincha, puntero derecho de la Brasil del 62 fue determinante en este aspecto. Mucho se habló de ese Brasil; Pele no logro recuperarse de una lesión y se creyó que ya no podrían defender el titulo obtenido en Suecia 58. La inspiración llego de la mano, o mejor, de la magia de Garrincha que lidero a los Auriverdes a su segunda copa mundo.

Tener un buen arquero era un aspecto muy importante para tener en cuenta. Se podría decir que muchos hicieron la diferencia, pe- ro sin lugar a dudas el mejor de todos fue lev Yashin, la famosa “Araña Negra” que lidero a la URSS en la obtención de la Eurocopa del 60 cuando vencieron a Yugoeslavia en Paris por 2-1 en tiempos extras. Yashin obtuvo el Balón de Oro en 1963, siendo el único arquero en la historia en recibir este galardón.

URSS, Checoeslovaquia y Yugoeslavia, fueron grandes animadores de los mundiales, fuertes físicamente, de futbol rápido, de pases largos y disparaban de media distancia. Estos equipos jugaban diferente a las demás selecciones europeas, más por su estado físico y juego aéreo.

El mundial de Inglaterra 66 no fue muy diferente, aunque dos hechos bastante importantes marcaron este mundial. El primero la eliminación de Brasil en primera ronda, los campeones del 58 no lograron pasar un grupo que era a muerte. A la Auriverde le tocaba compartir grupo con dos equipos de la ex cortina de hierro, Hungría y Bulgaria y con Portugal la selec- ción de Eusebio la famosa “Pantera Negra’ uno de los mejores jugadores de la historia.

La segunda, fue el polémico gol fantasma en la final del 66. Inglaterra recibía a la poderosa Alemania, los teutones eran liderados en ese entonces por Franz Beckembauer. En la final después de los 90 reglamentarios el juego estaba 2-2 y fueron a tiempo extra. En el minuto 101 Geoff Hurst delantero ingles disparo al marco alemán con un soberbio misil que se estrelló en el paral y reboto en la línea de gol del arco defendido por Tilkowski; el arquero alemán no pudo detener el disparo; el juez sueco de apellido

Dienst dictamino que fue gol y así Inglaterra se convirtió en campeona del mundo. Creo que el futbol de los sesentas fue una revolución en términos de cambios de velocidad, incluso el cambio en la forma de ver el futbol mucho más estratégico y analítico. El europeo se volvió físico mientras el suramericano estaba en proceso de reinvención. Los cambios venían y los setentas nos traería unos muy radicales.

La historia nos muestra que la magia del deporte más hermoso del mundo cambiaba para mejorar y perfeccionarse. Y ahora que el balón ya giro en nuestra memoria, los invito a analizar los setentas en nuestra próxima edición.

Pero por ahora espero usted, “se quede en casa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here