Daños colaterales Doble Peligro por Violencia Doméstica

0
Una mujer espera su turno para entrar a un supermercado este lunes en San Juan (Puerto Rico). EFE/Thais Llorca

Filadelfia, PA- La violencia doméstica ha aumentado en el mundo durante la “Orden de No Salir de Casa” por nuevo coronavirus. De hecho, en China los activistas han informado de un aumento dramático en el número de casos de violencia doméstica. Para quienes han sufrido anteriormente este tipo de violencia resulta una pesadilla diaria estar bajo el mismo techo con sus abusadores. Es inimaginable el estrés para las mujeres, y en algunos casos para hombres también, que causa la amenaza constante de la violencia física y psicológica. En hogares donde el abuso ya está ocurriendo, y hay un impacto financiero negativo o estrés adicional en el hogar, generalmente se observa una mayor frecuencia de incidentes de abuso y mayor gravedad del abuso.

Antes de la pandemia, había un periodo de alivio cuando el abusador se iba al trabajo y los niños estaban en la escuela. Ahora ese miedo perpetuo puede tener un impacto duradero en la salud mental de la persona maltratada. En Estados Unidos, La organización feminista para migrantes hispanos “Efecto Violeta” reportó un incremento de 40 por ciento de llamadas de mujeres que tienen problemas para acceder a la justicia en Estados Unidos porque el Poder Judicial estadounidense está en cuarentena también. La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica afirmó que está viendo un incremento en el número de mujeres que llaman porque su pareja abusiva se aproveche para aislarlas más o aumentar el miedo en la relación.

En el caso de personas indocumentadas, los abusadores han aprovechado esa situación. No es inusual que los perpetradores digan que le digan a la víctima que, si busca ayuda, será deportada. De acuerdo con los informes de la línea directa de nacional de violencia doméstica en los Estados Unidos, han recibido llamadas de mujeres que aseguran que sus abusadores están usando COVID-19 como un medio para aislarlas aún más de sus amistades y familiares. Las amenazan con echarlas a la calle para que se enfermen, lo que se ha vuelto una nueva forma de violencia doméstica que va en aumento en el mundo.

Los albergues en todo el país se están adaptando lo mejor posible para mantenerse al paso con las regulaciones acerca del coronavirus cambiando constantemente, incluyendo poner en práctica el distanciamiento social en el albergue, tomar la temperatura de los recién llegados y limpiar y desinfectar regularmente los espacios comunes. Debido a las normas de distanciamiento social, algunos albergues para víctimas de violencia doméstica se han quedado sin cupo y están buscando poner a las víctimas en cuartos de hotel y otros lugares.

Ante esta situación uno se pregunta, ¿qué se puede hacer? Afortunadamente ahora mismo hay varias organizaciones que se ofrecen recursos de diversas maneras. Una de ellas es la Línea de Emergencia Nacional de la Violencia Doméstica en cuyo blog se encuentra información de cómo crear un plan de seguridad y cuidarse si es el blanco de violencia doméstica. El número de teléfono de dicha línea es 1-800-799-7233. Si se encuentra en crisis, llame a ese número o visite www.TheHotline.org      

También puede visitar su página web www.ncadv.org en donde encontrará recursos e información.

Otro de los recursos es usar nuevos códigos. En Filadelfia, el “Colectivo Comadre Luna” sugiere también el uso de códigos para auxiliar a las personas que necesitan apoyo. Pueden contactarlas a través de  hola@comadreluna.org

Una de las organizaciones sin fines de lucro que ofrece ayuda virtualmente, por ahora, es el Congreso de Latinos Unidos a través de su Programa Latino de Violencia Doméstica que ofrece consejería y abogacía para sobrevivientes de violencia doméstica, así como para los niños que han presenciado violencia doméstica. Puede comunicarse con Ramona Peralta a peraltar@congreso.net

En caso de crisis, llame a la línea de emergencia 1-866-723-3014. Todos los servicios son gratuitos, confidenciales y bilingües 24 horas al día, 7 días a la semana. Si está en peligro, llame al 911.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here