Re - aprendiendo
Bolsas de la compra de comida y suministros para la familia que se ordenaron online en Giant. Foto crédito Lili Daliessio.

Condado de Delaware, PA – Casi a todos nos ha cambiado la vida la llegada del COVID-19. Nuestras rutinas y hasta habitos se han visto alterados abruptamente porque sin pedir permiso llego un virus microscópico que nos ha hecho frenar, pausar, y re – pensar antes de realizar cualquier simple actividad, rutina, compras, estudios, trabajo, etc convirtiéndolos en procesos complejos que requieren toda una logística. Antes que el virus llegara salíamos con la cartera, las llaves del carro, las gafas de sol, y tal vez la botella de agua y el antibacterial.

En la actualidad hay que hacer todo un proceso mental consiente que requiere un esfuerzo y muchisimas veces nos cuesta recordarlos, porque estamos re- aprendiendo una nueva rutina, lo que a veces ocasiona más discusiones familiares.

¿Hoy hay que pensar que necesito para mi salida del día? ¿O en la casa? Los guantes desechables, la máscara, el antibacterial, las gafas, la bolsa para echar la basura, el clorox en aerosol y que todo tiene que pasar por un procedimiento de limpieza antes de llevarlo a la casa. Elegir la ropa que siempre usamos solo para ir al super mercado y lavarla enseguida, los zapatos dejarlos en el garaje y limpiarlos, Para hacer el mercado se necesita todo un equipo desde quien va y lo compra u ordena online hasta el que limpia todo el mercado, el que lo pasa a la persona que esta en la cocina organizando. En ese proceso de aprendizaje hay inconformidad porque nuestro cerebro es forzado a adaptarse a una nueva rutina en donde además se invierten varias horas y alguien me confeso “me dan ganas de llorar cada vez que hago el mercado y debo limpiar todo”.

Una de las formas que me ha ayudado a mi es el respirar y repetirme a mi misma recuerda que esto es una nueva rutina y no es fácil adaptarla de la noche a la mañana. Ser tolerantes, compasivos sin juzgar, nos ayuda a que podamos relajarnos y tener la serenidad cuando un miembro de la familia se altera por esos cambios complejos y necesarios en nuestro diario vivir.

Ser sinceros con nosotros mismos, analizar lo que sentimos sin sentirnos culpables, sin tomar lo que otros dicen, hacen o dejan de hacer a nivel personal; elegir tener pensamientos positivos y asi ayudamos a que nuestro cerebro se relaje y no se sienta en peligro constante. Esto ayuda a que el aprendizaje sea mas fácil. Llegará el momento que esas nuevas rutinas, habitos sean parte de nuestro estilo de vida porque idealmente habremos tomado de manera consiente la decisión de Re-Aprender y evolucionar como humanidad.

Para abril la conversación liliddesigns@gmail.com o texto 610.8006583

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here