Me cuido porque me Amo

Reading, PA – Es imposible no hablar del cuidado propio en estos tiempos transcendentales en nuestras vidas aunque nunca esta demás en ninguna época hablar de salud, por lo tanto necesitamos vigilar lo que comemos, cuando y como ya que estamos en casa y corremos el riesgo de caer en estilos de vidas sedentarios, nos acostumbramos rápido a lo que da placer por eso la Biblia señala en 1ª de corintios 10:31 “ya sea que coman o beban cualquier otra cosa háganlo todo para la gloria de Dios”.

Veamos las necesidades alimenticias de cada uno según la edad y de esta manera mantener el control de que consume la familia. Para nadie es secreto que la obesidad se adquiere con facilidad y daña nuestra salud, los Dominicanos somos de buen comer; no hablemos de nuestra rica gastronomía; sería una invitación a la cocina, mejor recordemos que tenemos una tierra bendita que produce comida saludable, es cuestión de preferencia, además el mercado Americano ofrece todas las variedades al consumidor, pudiendo aprovechar ahora para crear platos saludables, probarlos de diferentes estilos culinarios y enseñar a nuestros hijos a comer de la mejor manera.

En un diario de circulación nacional en República Dominicana aparece un dato que dicta “el 64,6 % de los dominicanos padece obesidad”, sabemos que es de causa multifactorial, genética, alimentación, problemas hormonales, etc. Entre los países de América latina, Republica Dominicana ocupa el 8vo puesto con mayor obesidad, varias fuentes indican que la obesidad ha crecido en el país al menos 3 veces más desde el 1980 cuando era de un 7,6 % hasta el 2017 cuando se situó en el 27,6 % así mismo se considera una crisis global que afecta a muchos en el mundo.

Un dato que debemos atender es que según algunos especialistas aseguran, que se puede llegar a subir hasta 6 kilos de pesos en 15 días de mala alimentación y poco movimiento corporal, por lo que se recomienda eliminar el azúcar y reducir el consumo de calorías de forma drástica y se puede elaborar un menú bajo en carbohidratos.

Los expertos recomiendan no saltar comidas y tomar mucha agua.

¡Cuidémonos! que los daños colaterales no nos alcancen y que el impacto de JESÚS en nuestras vidas nos mantenga el pulso equilibrado.

Un abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here