Doble corazón

Reading, PA – La comunidad dominicana en Estados Unidos es una comunidad laboriosa, entregada y productiva; respetamos y amamos esta nación cumpliendo con lo que nos corresponde sin embargo parte de nuestra colectividad tiene la esperanza de volver a nuestra patria.

El censo  que se realiza cada 10 años en Estados Unidos incluye saber la cantidad de inmigrantes tanto de otras naciones, como de nuestra República Dominicana permitiendo tener una radiografía del país, saber cuántas personas viven en los Estados Unidos entre otras informaciones importantes; no sólo es un número, es la distribución de fondos federales para las regiones, oportunidades de representación que tienen los estados en el congreso, oportunidades de negocios sin importar estatus migratorio o tiempo en el país.

Recientemente recibimos en nuestros hogares una invitación para responder al CENSO, con un formulario, pero también podemos responder al CENSO vía internet. Se necesitan datos confiables, reales, así nuestros líderes pueden promover leyes en beneficio de todos los que conformamos este país, impactando de igual modo a nuestra comunidad.

Los próximo diez años, estaremos mejor si saben cuántos somos. Si por alguna razón estás pasando esta temporada en algún lugar diferente a tu lugar fijo, debes regístrate en tu vivienda habitual, y asegurarte que cuentes una sola vez.

Como dice Philly Counts Dominicanos en su página de Twitter “el censo cuenta a todos porque al final beneficia a todos.”

Según nuestro último conteo, aproximadamente 406 mil es el número de dominicanos que residen en Estados Unidos, y que están habilitados para el voto del exterior, lo que nos lleva a pensar, en los no habilitados, y en los que no se contaron por una u otra razón.

El saber cuántos somos, y dónde estamos, nos conecta con los nuestros, nos hace más fuertes y oxigena el corazón patrio.  Nuestro corazón está en Dominicana pero también está en Estados Unidos conectado a los nuestros. Dominicanos, démosle forma al futuro de nuestra comunidad.

Gracias al Padre Celestial por contarnos como hijos, seamos parte, estamos aquí, hagamos que nuestra presencia cuente y que el impacto de JESÚS en nuestras vidas  nos mantenga el pulso equilibrado.

Un abrazo

emma_martinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here