¡Si se puede!

Lecciones del COVID-19 y el medio ambiente.

0

Filadelfia, PA – Estas últimas semanas han sido sin precedentes. Ciudades y países completos se han visto obligados a ordenar que sus habitantes se queden en sus casas. Hay menos vehículos en las calles, miles de negocios, fábricas e instituciones han cerrado sus puertas, pareciera que el mundo se ha paralizado. Mientras que muchos esperan con ansias regresar a una vida normal, la naturaleza parece querer enseñarnos algo en medio de la crisis.

A pesar del impacto negativo que está viviendo el mundo a causa del virus, también se han visto efectos positivos. La NASA ha reportado una disminución del 30% en la contaminación del aire en el noreste de Estados Unidos como resultado del encierro. En Filadelfia, la cantidad de dióxido de nitrógeno en el aire ha disminuido en un 25% desde la orden de quedarse en casa. En China, el cambio ha sido aún más drástico. Imágenes de la NASA muestran como la nube de dióxido de nitrógeno sobre Wuhan casi había desaparecido dos meses después del encierro.

¡Si se puede! 1
Imagen de la contaminación ambiental del noreste de Estados Unidos en Marzo del 2015 al 2019. Gráfica cortesía de la NASA.

El profesor de Sistemas Terrestres de la Universidad de Stanford Marshall Burke estima que esta reducción en la contaminación le ha salvado la vida a más de 75 mil personas en China solamente. En Venecia, los peces han empezado a nadar en sus canales libremente y sus aguas se han esclarecido. Pareciera que la naturaleza comienza a prosperar en nuestra ausencia. En pocos meses, hemos aprendido que es posible cambiar y que todavía estamos a tiempo para salvar el medio ambiente.  

Tristemente, una vez pase la crisis por el COVID-19,  es muy probable que cada uno volverá a vivir normalmente. La cantidad de vehículos en las calles regresará a los mismos niveles de antes, las fábricas continuarán liberando gases a la atmósfera, y usted y yo tenemos la opción de regresar a las mismas costumbres que causan daño a nuestro planeta. Nosotros también tenemos la opción de detenernos y pensar en los cambios que podemos hacer para contribuir un granito de arena a la lucha para salvar la tierra.

¡Si se puede! 2
Imagen de la contaminación ambiental del noreste de Estados Unidos en Marzo del 2020. Gráfica cortesía de la NASA.

En lo personal, la crisis me hizo pensar en maneras más saludables de recibir lo necesario. Utilizar el agua de la llave, por ejemplo, en vez de la embotellada. Este es un cambio en el que todavía estoy trabajando e inicié comprando un filtro para mejorar el sabor del agua ya que el agua de la llave de Filadelfia es completamente segura. Otros cambios que podemos hacer incluyen utilizar el transporte público o caminar cuando sea posible, moderar el termostato en el invierno y el verano, y reducir la cantidad de energía que utilizamos. ¿Tienes otras ideas de cómo podemos proteger el medio ambiente? Compártelas en nuestra página de Facebook @HuntingParkPlan.

¡Si se puede!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here