En busca de la neutralidad

Ni demócrata, ni republicano

0

El diccionario define el concepto de posverdad como relativo a aquellas circunstancias en las que apelar a las emociones y las creencias personales resulta más influyente para moldear la opinión pública que los hechos objetivos. El concepto de la verdad objetiva está desapareciendo así la mentira se puede volver verdad. Así vemos como la verdad es una cosa y la verdad oficial es otra cosa. No se puede negar que el miedo acondiciona la libertad de expresión y la práctica política siempre ha sido el doble hablar y doble pensar. Ahí vemos el poder hipnótico de la palabra y cómo se apodera de nuestro pensamiento.

En el 1913 el presidente Woodrow Wilson presentó la reforma arancelaria y antimonopolio la cual culminó con la creación del Sistema de la Reserva Federal y el establecimiento de la Comisión Federal de Comercio. Bajo esta reforma el Congreso delegó su deber constitucional de proporcionar una moneda sólida para el país a un banco central federal, pero privado.

Hoy tenemos 100 senadores, 435 congresistas, un presidente y nueve magistrados del Tribunal Supremo que dicta las leyes que todos debemos obedecer y las normas sociales a seguir. Un total de 545 personas las cuales directamente, legalmente, moralmente e individualmente son responsables de los problemas que azotan al país. Estas 545 personas gastan gran parte de su energía tratando de convencernos de que no es así, y para esto, demócratas, independientes y republicanos, se unen cooperando comúnmente.

La única diferencia entre un político y una persona común y corriente es la habilidad de esquivar culpas y dirigirlas a otros. Nosotros no podemos proponer el presupuesto del país, el Presidente es el único que puede proponerlo. Nosotros no tenemos la autoridad constitucional para votar sobre el presupuesto federal propuesto por el Presidente, esta autoridad es de La Cámara de Representantes. Nosotros no decidimos las contribuciones de impuestos ni el código de leyes que las impone, es el Congreso que tiene esta autoridad. Es también el Congreso que establece las reglas monetarias a usar y el Banco de la Reserva Federal controla y maneja el sistema monetario.

La Constitución otorga la responsabilidad exclusiva a la Cámara de Representantes de crear y aprobar los impuestos y las finanzas. Los miembros de la Cámara pueden aprobar cualquier presupuesto que quieran y aunque el Presidente no esté de acuerdo la Cámara lo puede aprobar. Esta es la realidad, 545 personas ejercen el poder sobre todos nosotros, esto es claro y fácil de entender definiendo claramente quién debe asumir la responsabilidad de los hechos que afectan a cada uno de nosotros todos los días. No hay problemas gubernamentales insolubles. Como podemos deducir, saber quién nos representa es imperativo. Participar en las elecciones es importantísimo, porque es la única manera de poder elegir a quién mejor nos represente. Participando en las elecciones tomamos parte activa en el gobierno, no deje perder su Voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here