Arianne Bracho Hernández, productora (Foto: Cortesía de Madre Tierra).

A veces de una plática entre amigas nace un proyecto internacional. Así, Arianne Bracho Hernández, colaboradora de Impacto, estaba conversando con una amiga de Caracas sobre hacer algo juntas. De esta charla con su compañera de estudios de la mujer, María Isabel Almaral, en diciembre pasado, surgió el primer congreso internacional “Todas las mujeres que habitan en mí”, un evento digital de magnitud que incluyó, en tres días, 36 ponentes con testimonios, vivencias y arte, 38 horas de grabación y 18 horas de transmisión con 414 asistentes.

El hecho de hacerlo digital dio la oportunidad de tener ponentes de todas partes del mundo. Juntas establecieron los tres temas, uno por día: el trabajo, la maternidad y la relación de las mujeres consigo mismas. El congreso incluyó a Estados Unidos, México, Argentina, Venezuela, Colombia, Chile y Perú, siete países unidos con el propósito de compartir y crecer. “No pensamos que fuésemos a trascender tanto a nivel internacional. Fue como ir armando un rompecabezas en función de los talentos que se van descubriendo”, comentó la coorganizadora Carmen Marcet. 

Todo un éxito de mujeres sororarias 1
Carmen Marcet, copresentadora. (Foto: Cortesía de Madre Tierra)

Las organizadoras ya otros tienen planes, como un campamento de entrenamiento para ciertos temas “que sabemos que la gente quedó muy conmovida”, puntualizó Arianne.

Este primer congreso fue un encuentro relevante en el marco del Mes de la Mujer. Cumplió su objetivo de servir de plataforma para el empoderamiento y bienestar femenino, dando a conocer voces y experiencias, sin importar la latitud.

PRESENTADORAS LOCALES

“Para mí fue muy importante que estuviera la gente de Congreso de Latinos Unidos con el programa de violencia doméstica, porque aquí se trabaja diferente a como se trabaja en nuestros países México, Venezuela o Argentina”, señaló Arianne.

Todo un éxito de mujeres sororarias 2
Elizabeth Arellano, productora de contenido. (Foto: Cortesía de Madre Tierra)
 

Entre las ponentes también estuvieron Mia Mendoza, Mabel Negrete, Claudia Peregrina, Edna Benavides, Nicole Kligerman, Marla Vega y Carolina Coronado. Mia Mendoza es la dueña de la primera agencia latina de mercadeo en el área triestatal (PA, NJ y DE) desde hace 26 años. Aludió al título de la conferencia hablando de las enseñanzas que recibió de su abuela materna, su madre y una maestra de quinto grado, quien vio su potencial. Compartió que siempre habrán desafíos. “Concéntrate en lo que puedas controlar, deja a un lado lo que no puedas controlar y no descuides tu autocuidado”, dijo.

Mabel Negrete es una activista comprometida con la defensa de los pueblos indígenas

realizando trabajo social en las comunidades. Gracias a su constante labor, se celebra en Filadelfia el Día de los Pueblos Indígenas desde 2017. Junto a su colega Priscilla Bell, colabora en dar voz al pueblo taino, originario de Puerto Rico. Mabel nació en Chile y a los 14 años se vino a vivir a California. Vive en Filadelfia desde el 2012.

Por su parte, la mexicana Ana Martina es experta en cooperativismo y las economías feministas. “El cooperativismo es una forma de empoderamiento para organizarse y tener derechos laborales. El modelo del cooperativismo hace énfasis en el trabajo con dignidad y no ser explotados”, afirmó contundente. Ana fundó el colectivo Comadre Luna en Filadelfia.

Todo un éxito de mujeres sororarias 3
María Isabel Almaral, coordinadora en Venezuela. (Foto: Cortesía de Madre Tierra)

En tanto que Nicole Kligerman, directora de la Alianza de Trabajadores Domésticos de Pensilvania, detalló la carta de derechos que protege a dichos trabajadores, sin importar su estatus migratorio. Gracias al liderazgo de Nicole y del colectivo de trabajadores, quedaron protegidos 16.000 niñeros, empleados de limpieza y trabajadores en el cuidado de personas. “Después de un año de organización, ganamos la carta de derechos de las trabajadoras domésticas de Filadelfia a finales del 2019 y la ley entró en vigor el 1 de mayo de 2020”, precisó.

Marla Vega, fundadora de Moriviví, un grupo de apoyo a latinas con cáncer se presentó desde Puerto Rico. La artista mexicana Claudia Peregrina quien es parte de la mesa directiva de Moriviví y dio terapia de arte. Marla, habló de su trabajo en Moriviví, mientras que el tema de Claudia fue el universo del bordado y la importancia de valorar este arte ancestral.

El equipo de Madre Tierra que organizó este primer congreso internacional, junto con María Isabel Almoral, quien tiene experiencia en las redes de apoyo a mujeres, y otras coordinadoras: está integrado por: la venezolana Arianne Bracho Hernández, la fundadora y productora del programa radial y televiso; la peruana Carmen Marcet, especialista en educación especial; Lhey Sánchez y Elizabeth Arellano, ambas venezolanas especialistas en mercadeo digital y comunicación social.

Felicidades a todo el equipo de Madre Tierra que puso en alto el nombre de las mujeres migrantes en Filadelfia y sus entornos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here