Peligro para “Familias Detenidas” no hace reaccionar a Wolf

En tiempos de cambios, se esperan también en los centros de detención y cárceles

0

Filadelfia, PA– Mientras aumentan las protestas por los derechos de la comunidad negra, se sigue luchando por  la liberación de cinco familias detenidas en el Centro Residencial del Condado Berks, tres de ellas haitianas y dos ecuatorianas.

La “Coalición Cierren Berks”, activistas y abogados de inmigración piden la liberación de estas familias pues corren el peligro de ser contagiadas por el coronavirus. Aunque se ha dejado salir a otros inmigrantes bajo su palabra debido a la pandemia, los residentes del Centro Berks siguen temerosos de su destino ya que no cuentan con mascarillas, guantes ni distanciamiento social y no se les ha hecho la prueba para saber si tienen o no el Covid-19.

En un “Concejo Comunitario” reciente por Zoom donde hubo 195 participantes, se dieron a conocer testimonios de los detenidos que siguen en esa instalación que cuenta con 96 camas.  (los encargados de esta cárcel que trabajan en la oficina de Wolf, fueron invitados al  este “Concejo Comunitario” y se negaron a asistir).

La administración de Wolf ha dicho que ha intentado revocar la licencia estatal de esa instalación, pero incluso aunque no tuviera licencia, el estado dejó que continuara operando bajo un contrato directo entre el Condado Berks y el gobierno federal.

Sin embargo, de acuerdo a abogados de inmigración como David Bennion, director de “Free Migrant Project”, cuya organización no lucrativa es parte de la “Coalición Cierren Berks¨, el gobernador Tom Wolf, el vicegobernador John Fetterman y Teresa Miller, jefa del Departamento de Servicios Humanos de Pensilvania tienen el poder de emitir una Orden de Remoción de Emergencia (ERO) para el Centro de Detención del Condado Berks, una acción que aseguraría que dicha instalación ya no pueda ser usada como una prisión.

A pesar de que el gobernador Tom Wolf tiene autoridad de cerrar dicho Centro permanentemente, ha dado excusas de que no puede hacerlo.

El Departamento de Servicios Humanos  le revocó la licencia en 2016, pero el estado (DHS) sigue permitiendo al centro operar sin licencia, que es una violación de ley.

La “Coalición Cierren Berks” continuará luchando hasta que está prisión inhumana cierre y se termine con la detención de familias inmigrantes en Pensilvania, y llama a la solidaridad de los movimientos por la justicia social.

En materia carcelaria esto no es todo para Wolf

Durante años, familias en esta prisión han protestado por su detención, participando con demostraciones en e patio  al lado de la prisión, y dos veces con una huelga de trabajo y una vez una huelga de hambre. Desde 2016, la coalición le ha exigido al gobernador Tom Wolf a liberar a las personas encarceladas con un ERO, y ahora con una urgencia más alta para frenar la propagación del COVID-19 en las cárceles de Pensilvania.

En una comunicación enviada el 28 de mayo, Free People Strike le solicitó al gobernador Wolf que liberara a 1,800 personas elegibles para ser liberadas bajo una orden de indulto del 10 de abril firmada por el mismo para ayudar al Departamento de Correcciones a calificar a las personas para el traslado o el confinamiento en el hogar en medio de brotes de COVID-19 en prisiones.

Sin respuesta alguna por la oficina gubernamental, parte de los organizadores de Free People Strike comenzaron una huelga de hambre hace varios días atrás a la que más de 20 personas se sumaron recientemente como muestra de solidaridad. Jackson Kusiak miembro de Free People Strike dijo: “Si está dispuesto a reunirse con nosotros para hablar sobre cómo va a liberar a las personas para que no tengan que morir en la cárcel, hablaremos con él”. “La policía y las cárceles muestran indiferencia hacia los negros que mueren en la cárcel y el gobernador sigue guardando silencio”.

Peligro para “Familias Detenidas” no hace reaccionar a Wolf 1
Activistas de diversas etnicidades piden el Cierre de Berks y liberación de los presos con delitos menores/Cortesía Free People Strike

Veinticinco organizaciones en el estado apoyan la huelga de hambre, incluyendo la Coalición de Derechos Humanos en donde Kusiak realiza un trabajo de defensa de la reforma de la justicia penal.

La carta enviada al gobernador Tom Wolf solicita que emita una Orden de Remoción de Emergencia en el Centro de Detencion del Condado de Berks, una instalación de ICE (por sus siglas en inglés) en Leesport, PA, para liberar a todas las familias a un pariente o patrocinador.

Dentro de la petición de indulto piden que vea que las personas liberadas reciban acceso a vivienda, alimentos y atención médica, incluyendo el tratamiento para aquellos que dieron positivo por COVID-19 entre otras demandas que no han sido respondidas.

Si quiere apoyar estas solicitudes, llame al gobernador Wolf y exija que tome medidas para proteger a las familias inmigrantes y a los presos vulnerables.

Gobernador Tom Wolf (717-787-2500)

Teniente Gobernador Fetterman (717) 787-3300

Secretario del PA DHS Miller (717-787-2600)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here