Con el apoyo de su familia, pelea por los inmigrantes (Foto: LRN).

El primero de mayo Ivonne Pinto García ayudó a organizar al grupo “Hijos del Maíz”, perteneciente al Movimiento de Inmigrantes Líderes de Pensilvania (MILPA), para ir a la marcha por una reforma migratoria integral en Washington, D.C., Ella, apenas lleva algunos meses en MILPA. “Fue gracias a mi amiga Mari López que empecé a ir a las reuniones y a ser parte del Movimiento”, nos contó. Su esposo y su hija se quedaron en Filadelfia mientras ella asistió a su primera marcha.

Con su voz, ayudó a difundir las consignas durante la caminata hacia la Casa Blanca. De regreso en el monumento a Washington la conmovió escuchar las voces de cientos de marchistas sin temor a exigir la regularización de más de 11 millones de indocumentados.

Ivonne Pinto García 1
Ivonne Pinto García hizo a un lado el miedo (Foto: LRN).

Su participación en MILPA ha sido una experiencia transformadora para esta líder quien ha participado como voluntaria en lo que fue Casa Monarca, en Puentes de Salud, en Los Jardines Mágicos de Filadelfia, en el Proyecto de Folklore de Filadelfia, en Juntos y en el Centro de Arte Fleisher. “Estoy agradecida con Filadelfia porque aquí he encontrado las oportunidades más grandes de mi vida”, afirmó.

Ivonne nació en 1981 en San Martín Texmelucan, estado mexicano de Puebla, donde su familia se dedicaba al cultivo del campo y al pequeño comercio. Desde los seis años ayudaba a sus padres en la venta de azúcar, pasta y aceite en el mercado. Cuando el gobierno cambio de lugar ese centro comercial, las ventas ya no fueron suficientes para que sus padres mantuvieran a la familia de cuatro hijos.

Ese cambio en la economía familiar influyó mucho en su padre quien decidió emigrar a Filadelfia. Luego su hermano mayor, y después el menor se fueron a vivir con él. “Es cuando realmente mi familia se desintegra completamente”, recuerda. Un día recibió la llamada de Carlos, ahora su esposo, quien le propuso venir a esta ciudad. Por esa razón emigró en 2005. En ese entonces, su esposo trabajaba de noche y dormía de día. Ivonne no sabía inglés, no conocía el vecindario ni conocía a sus vecinos. Lo que le resultó en una etapa de profunda depresión.

Cuando se fue a vivir con su esposo a la casa de sus tíos, supo que estaba embarazada. “Mi embarazo fue solitario, como toda inmigrante sin su mamá, quien es el apoyo más grande que una mujer puede tener cuando se embaraza”, reflexiona esta activista. Sin embargo, el nacimiento de su hija Sofía transformó su vida en alegría, ahora vivía para verla crecer sana y alegre.

Ivonne Pinto García 2
El arte es parte de su vida (Foto: Cortesía).

UNA PRESENCIA POSITIVA

Ivonne ha sido voluntaria en Puentes de Salud por más de nueve años. Como organizadora comunitaria, su labor ha sido fundamental para difundir información en las redes sociales en la comunidad mexicana, sobre el acceso a cuidado médico, educación y oportunidades de bienestar.

Su pasión por la cultura se manifestó en el aprendizaje guiado por su mentora la artista mexicana Ana Guissel Palma. Con ella, elaboró figuras de papel maché para la celebración del “Día de Muertos”, organizado desde hace ocho años por Fleisher Art Memorial. Ivonne es parte del comité “La Calaca Flaca”, que planea la celebración anual de este evento en noviembre.

La artivista ayudó al artista César Viveros Herrera en el proyecto “La Ofrenda”, auspiciado por el Proyecto de Folklore de Filadelfia, que culminó en 2019. Esta iniciativa incluyó entrevistas con inmigrantes mexicanos, quienes elaboran altares en sus casas y en su comunidad. Su contribución fue valiosísima para este proyecto.

Ahora con el conocimiento que ha adquirido, Ivonne instaló un altar de muertos en Los Jardines Mágicos de Filadelfia, impartió talleres de cómo hacer calaveritas de dulce, elaborar la piñata tradicional mexicana, y preparar alimentos típicos del “Día de Muertos”.

VIDAS SUSPENDIDAS

Nora Hiriart Litz, directora de arte y cultura en Puentes de Salud creó y guio el proyecto “Vidas Suspendidas”. Ivonne participó en esa iniciativa junto con ocho latinos inmigrantes. En un proceso de meses, crearon esculturas de papel maché, de tamaño real, como su autorretrato para celebrar la diversidad y la complejidad de sus historias como inmigrantes.

Estas nueve esculturas se exhibieron en Los Jardines Mágicos de Filadelfia en el sur de la ciudad. Cada artista narró de manera breve su experiencia acompañada de su obra de arte.

Ivonne Pinto García 3
Con su hija Sofi (Foto: Cortesía)

MADRE INSPIRADORA

Su hija Sofía de 13 años, fue en representación de su madre el primero de mayo al “Tianguis Cultural”, que organizó el artista César Viveros Herrera en el jardín comunitario César Andreu Iglesias. La joven artista apoyó a su madre en su trabajo de líder de MILPA durante la marcha. De regreso a Filadelfia, Ivonne se reunió con su hija para disfrutar el programa musical. Salir de las sombras y hacer escuchar su voz de líder inmigrante, algo que quedará grabado en la memoria de ambas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here