Ras es originario de Sri Lanka, y su lema de vida siempre ha sido “kavadāvat atahæra damanna epā” o en español, “Nunca darse por vencido” ¡no importa lo difícil que sea.

Filadelfia, PA – Más que 200 negociantes tienen sus operaciones en el barrio Latino de Hunting Park, en los corredores de la calle 5 Norte, de la Avenida Wyoming, y la Avenida Hunting Park.  Estos negocios proveen los bienes y servicios que necesitan los residentes en nuestra comunidad, y también ofrecen oportunidades para empleo, y así mantener nuestro vecindario vibrante y próspero.

La crisis de Covid-19 ha afectado a los negocios del barrio Latino, ya que bastantes han cerrado durante este periodo, perdiendo clientes y ganancias.  En Impacto tenemos un compromiso de apoyar a nuestros negociantes locales, por lo que les estaremos dedicando un espacio donde destacaremos el perfil de un negocio que forma parte de nuestra comunidad. Queremos celebrar y reconocer a los que trabajan para asegurar que nuestro barrio sea seguro, cómodo, y exitoso para cada uno de los que viven aquí.  

Ras Jay es solo un ejemplo de la resiliencia y riqueza en nuestros corredores. Ras tiene un negocio de distribución de equipo electrónico, ubicado en el 241 W Wyoming Av. Ras Jay ha estado operando su negocio desde trece años, especializado en sistemas de audio para carros, sistemas electrónicos para DJ, y otros productos de ese tipo.  Su negocio ofrece servicios únicos en el corredor de Hunting Park, por el tipo de equipo y tecnología que tiene.

Ras es originario de Sri Lanka, y su lema de vida siempre ha sido “kavadāvat atahæra damanna epā” o en español, “Nunca darse por vencido” ¡no importa lo difícil que sea.

Ras Jay, su compromiso es de no rendirse 1

La pandemia de coronavirus ha sido un gran desafío para Ras, sus empleados y clientes.  Como negocio categorizado por la ciudad como “no esencial,” Ras tenía que cerrar sus puertas y cambiar su modo de operación para cumplir con las nuevas reglas de mantener el distanciamiento social y otras medidas de protección.  Pero a través de toda la situación, Ras continúa repitiendo su lema, ¡“kavadāvat atahæra damanna epā – Nunca te rindas!

Su confianza y perseverancia están dando sus frutos.  Los empleados de Esperanza que ofrecen apoyo a los negociantes en la comunidad han compartido con Ras los diferentes recursos en la ciudad para recibir fondos para emergencias tanto en forma de préstamos como de becas.  Esperanza ayudó a Ras hacer las solicitudes para esa ayuda, y en abril Ras recibió la buena noticia de que le fue aprobada una beca. También está recibiendo nuevas señales y toldos del programa de la ciudad que se llama “Storefront Improvement,”.

Ras participa regularmente en las reuniones de la Asociación de Negociantes de Hunting Park, algo que en esta crisis le ha ayudado, pues sabe que no está solo, y que es importante apoyarse uno al otro para que podemos sobrevivir este periodo, y reconstruir nuevas fuerzas, para cuando regresamos a nuestra nueva normalidad. Jay y otros negociantes como él, son clave en el gran futuro del barrio Latino de Hunting Park. ¡Enhorabuena!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here