(Foto: EFE/Archivo)

La partida asignada al Departamento de Policía ha aumentado aproximadamente $26 por cada residente de Filadelfia desde que el alcalde Jim Kenney asumió el cargo en 2016.  

Esta es una de las conclusiones de la nueva herramienta desarrollada por la Oficina del Contralor de la Ciudad, que divide el presupuesto por contribuyente facilitando su comprensión. Para calcular el gasto por persona, dividieron el presupuesto entre la población de Filadelfia en ese momento, ajustándolo según la inflación. Los datos aproximados permiten verificar cuánto dinero asigna la administración del alcalde, y cómo han cambiado durante su mandato.  Para el año fiscal 2023 del alcalde Jim Kenney proyecta ajustes en el prespuesto de departamentos como la Policía (+$26), Cuerpo de Bomberos (+$80), Tribunales (+$4), Prisiones (-$29), Oficina del Director Administrativo (+$49), Parques y Recreación (+1), Bibliotecas (+$6), Arte y Cultura (-$1).

En general, el presupuesto propuesto por el alcalde de $5.600 millones para el año fiscal 2023 asciende a $3.499 por residente, un aumento del 22 % desde el comienzo de su mandato.

La prevención de la violencia constituye una parte importante del aumento.  Sin embargo, el incremento en la financiación del DPF, ha generado una tendencia a cambiar las iniciativas para el cumplimiento de la ley y el orden hacia la Oficina del director administrativo. Desde la Oficina de Prevención de la Violencia hasta los guardas de cruce escolar, todos se encuentran acunados por la ODA.

A pesar de que la ODA ha acogido la financiación de programas contra la violencia durante más de una década, esta tendencia se ha incrementado con Kenney, al mismo tiempo que su administración lucha en combatir el récord de homicidios y violencia armada de la ciudad. 

Pero estas políticas parecen ser insuficientes, ante las cifras locales y nacionales. Cada vez son más los vecinos de las áreas más afectadas que quieren mudarse del norte, pues a plena luz del día, y hasta cerca de la policía, las balaceras no son inhibidas por la autoridad.

La concejal Maria Quiñones-Sanchez, en declaraciones a Telemundo62, mostró su frustración por ver como no hay coordinación entre los diferentes entes públicos y privados, para enfrentar a los que tienen el control, refiriéndose a los narcotraficantes.  

Al cierre de esta edición ya se contaban 170 homicidios en la ciudad, donde los asaltos sexuales, y a los vehículos, suelen tener como arma coercitiva las pistolas, motivo que también irrita al alcalde, pues la falta de control de armas sigue siendo uno de los motivos principales, que en ciertas zonas de la ciudad, se viva como en el viejo oeste, a merced de los criminales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here