Pesadilla para Soñadores
Karla Rojas en Washington, DC/Cortesía.

Filadelfia, PA – “Mi nombre es Karla Rojas y soy beneficiaria de DACA. Mi mundo y el mundo de 800,000 se ha convertido en una pesadilla ya que nuestro futuro está inseguro desde el 2017 cuando rescindieron DACA. Ahora con la pandemia me preocupo de qué va a pasar cuando la corte suprema dé su decisión sobre DACA… Igual me preocupo de los trabajadores esenciales, los médicos, los de la limpieza que tienen DACA o son indocumentados. Como si eso fuera poco, igual me tengo que preocupar en cómo el gobierno se ha olvidado de nuestra comunidad indocumentada.

Lo que sí puedo decir con mi corazón triste es que esta epidemia está atacando a todos sin importarle el estatus inmigratorio. Es tiempo para que los beneficiarios de DACA, la gente indocumentada y los ciudadanos de este país nos unamos para pelear esta pandemia juntos”.

Karla Rojas y su familia viven en el sur de Filadelfia. Llegó a Estados Unidos a los 7 años procedente de la Ciudad de México. Desde el 5 de septiembre de 2017 la vida de los llamados “Soñadores” ha estado en el limbo. “Ese fue el día que marcó el comienzo de una batalla para silenciar mi voz al sembrar el miedo en mi vida. ¡Pero mi amor y compromiso por mi gente es más fuerte!”, afirma esta mujer joven que desde su adolescencia ha sido parte del programa de jóvenes de Juntos y del Movimiento Cosecha. Ha participado en numerosas marchas y demostraciones para que los “Soñadores” no sean deportados a sus países de origen. “Sin importar dónde me encuentre, tengo que pelear por esta comunidad, que es mi comunidad.

Vine aquí de niña y sé cómo esto ha impactado mucho mi vida, mi hogar está aquí”, dice. Gracias a DACA, Karla Rojas estudió y se graduó del Colegio comunitario de Filadelfia. Es paralegal en una oficina de abogados en el sur de la ciudad.

¿Qué es el DACA? El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) fue creado por la administración de Barack Obama, para proteger a inmigrantes que viven sin permiso de residencia en Estados Unidos y que llegaron, hace años, siendo niños. Además de protegerlos de la deportación, el objetivo fue permitirles trabajar legalmente en E.U.

Obama actuó después de que el Congreso no aprobó una reforma bipartidista de la política de inmigración que habría proporcionado un camino a la ciudadanía para estos jóvenes inmigrantes. El programa fue implementado, mediante orden ejecutiva, el 5 de junio del año 2012.

Lamentablemente, Donald Trump hizo de la inmigración ilegal una parte central de su campaña y el 5 septiembre de 2017, menos de ocho meses después de asumir el cargo, anunció que terminaría con el DACA.

El programa actualmente protege a casi 700.000 inmigrantes, en su mayoría jóvenes adultos hispanos. El 76% son de nacionalidad mexicana. El mayor impacto que tendría la eliminación del alivio migratorio sería el de la separación de familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here