Hite explica cómo funcionará el aprendizaje en línea para las escuelas de Filadelfia.

El Superintendente William Hite (Emma Lee/WHYY)

Emma Lee/WHYY

POR DALE MEZZACAPPA

El Superintendente William Hite dijo el 16 de abril que las experiencias de los estudiantes y los padres al conectarse con sus escuelas “deberían ver y sentirse muy diferentes” a partir del 20 de abril cuando el aprendizaje en línea comenzó formalmente en el Philadelphia School District.

En su llamada semanal con los reporteros, Hite dijo que, hasta ahora, los maestros habían sido animados a ponerse en contacto con los estudiantes y ofrecer asistencia con los paquetes de aprendizaje que se les proporcionó a los estudiantes, pero a partir del 20 de abril, “todos deben comunicarse con los niños”, él dijo.

Del 20 de abril al 1 de mayo, comenzó lo que Hite llamó “aprendizaje digitalizado”. Él dijo que sería “dirigido por un maestro”, pero aún así es “enriquecimiento y revisión”. Esencialmente, un nuevo conjunto de paquetes de aprendizaje que había estado disponible durante dos semanas durante el último mes estará en línea. Y los maestros y otro personal escolar están obligados a comenzar a implementar la orientación que recibieron el 30 de marzo con respecto a las horas de oficina diarias y ponerse en contacto con un grupo designado de estudiantes al menos una o dos veces por semana. Algunos maestros y escuelas ya han estado haciendo esto, mientras que otros no lo han hecho.

El 4 de mayo, comenzará la “instrucción planeada”, con la introducción de nuevo material. El distrito comenzará a rastrear la participación de los estudiantes y maestros. Los maestros comenzarán a dar calificaciones.

Sin embargo, él dijo, los detalles de la calificación todavía están siendo resueltos.

“Todavía estamos determinando qué calificar y cómo”, Hite dijo. “Sospecho que algunos tendrán más que ver con la participación que con el contenido real”, y la falta de participación tendrá consecuencias. Él notó que algunos estudiantes de último año de secundaria tendrán que completar algunos trabajos de clase para graduarse.

Pero todavía hay mucho que no sé sabe. Algunos estados, él agregó, en realidad están prohibiendo la calificación debido a preocupaciones por no penalizar a los estudiantes que no tienen acceso a la tecnología necesaria para hacer el trabajo escolar en línea.

En ese frente, el distrito está “hiperenfocado en distribuirla tecnología”. Durante la próxima semana, completará la distribución de sus Chromebooks y trabajará para asegurarse de que todos los estudiantes tengan acceso al Internet. Hite dijo que mientras algunas escuelas han dado con éxito computadoras portátiles a todos los estudiantes que las necesitan, algunas escuelas no han podido localizar hasta el 15% de sus estudiantes. Él citó una escuela con una matrícula de 380 que no pudo localizar a 70 estudiantes. Eso es parte de los “desafíos de dónde se encuentran las escuelas y las circunstancias que rodean algunas situaciones de vivienda”, él dijo.

Al final del viernes, después de que todas las escuelas hayan realizado sus distribuciones de los Chromebooks, Hite dijo que tendría una mejor idea de qué porcentaje de estudiantes no habían recogido sus computadoras portátiles. Otra oportunidad aún por programar será proporcionada a esas familias en un lugar centralizado la próxima semana, él dijo (lea más sobre esa oportunidad aquí).

También dijo que el distrito continúa trabajando para proporcionar acceso a Internet a todos los estudiantes y está consiguiendo hotspots para distribuir. Él dijo que anticipó que al menos “un par de miles” de estudiantes necesitarán algo más que una “conexión de cable típica” para conectarse en línea para que puedan completar su trabajo.

Hite también dijo que está seguro de que todos los maestros ya estaban usando Google Classroom o tomaron la capacitación voluntaria que el distrito brindó. De 9,600 maestros, 7,000 recibieron entrenamiento y el 15% ya usaban Google Classroom. Asumiendo que todos los maestros que ya usaron Google Classroom están entre aquellos que no tomaron el entrenamiento, eso deja a más de 1,000 maestros, pero no es posible saber si estos maestros ya sabían cómo usar la tecnología.

“Esa es una saturación bastante buena, pero nunca es tan buena como nos gustaría que fuera”, él dijo. “Teníamos que asegurarnos de que estábamos brindando apoyo [para que pudieran] mejorar en eso”.

Hite también dijo que el distrito está planeando una “graduación virtual” en toda la ciudad para algún momento de junio. “Estamos totalmente comprometidos a celebrar … [para que] los estudiantes puedan escuchar sus nombres ser llamados. Estamos explorando maneras de dar a los estudiantes algún tipo de ambiente de celebración”.

Las escuelas individuales pueden planear graduaciones virtuales individuales, y el distrito también está considerando realizar un baile virtual.

“Queremos hacer algo por la clase de 2020”, él dijo.

Hite prometió que los estudiantes que pagaron entradas por bailes de graduación y graduaciones recuperarían su dinero, pero podrían tener que esperar hasta que el distrito reciba los depósitos que ya dio a los lugares. “Estamos pidiendo a las personas que sean pacientes con eso”, él dijo.

El superintendente también reveló que 14 empleados del distrito escolar informaron que dieron positivo por COVID-19. Ninguno de ellos trabajó en la distribución de alimentos o en la distribución de Chromebooks, Hite dijo.

La reparación de asbesto y plomo se está llevando a cabo en varias escuelas, trabajo que se planeó inicialmente para el verano. El distrito obtuvo permiso para que esto fuera un proyecto de construcción “esencial”. Mencionó a McClure, Richmond y Nebinger Elementaries como una de las escuelas donde se está completando el trabajo.

Hite dijo que el distrito ha distribuido más de un millón de comidas a más de 100,000 estudiantes en sus 49 ubicaciones. Las comidas ahora se distribuyen una vez a la semana, los jueves. El 15 de abril, él indicó que el distrito estaba buscando reducir la distribución de dos a una vez por semana para minimizar la necesidad de que las familias salgan. Los estudiantes y las familias todavía reciben la misma cantidad de comidas para la semana.

Nota de la editora: Este artículo fue originalmente publicado en inglés por Dale Mezzacappa para The Notebook. Fue traducido por Diana Cristancho y editado por Zari Tarazona para Kensington Voice.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here