Darrel L. Clarke/Cortesía

Fundada en 1909, la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP) es la organización de derechos más antigua y con mayor número de miembros en los Estados Unidos. Su misión es asegurar la igualdad política, educativa, social, económica y de derechos de todas las personas y eliminar la discriminación con base en la etnicidad de la persona. ,Ante la recientes movilizaciones  estas son las declaraciones de diversos liderazgos en la ciudad, que han venido trabajando con temas raciales.

Presidente del Capítulo de NAACP en Filadelfia, ministro Rodney Muhammad 

Nos piden que escuchemos 1
Ministro Rodney Muhammad/ Cortesía

“La representación en Filadelfia de NAACP está encolerizada por las acciones inadmisibles e inhumanas del oficial de policía de Minneapolis Dereck Chauvin, poniendo su rodilla en el cuello de un sospechoso, George Floyd, cuyas grabaciones de video muestran que estaba completamente sometido, estando bocabajo. Dereck Chauvin no movió su rodilla, con todo el peso de su cuerpo sobre el sospechoso, a pesar de los gritos de los espectadores de que el hombre no podía respirar y el sospecho rogando que lo dejaran respirar.

¡Creemos que los policías blancos vigilando los vecindarios de vecindarios de población negra es una fórmula mala para combatir el crimen y la seguridad pública! La vigilancia policial y la comunidad negra a nivel nacional es un cóctel tóxico comprobado con una atmósfera más adversa que amigable.

La primera institución que debería estar encolerizada es la de los propios cuerpos policiales…

La NAACP ha tenido a la ciudad de Minneapolis bajo el radar por algún tiempo y le ha entregado al estado de Minnesota en 2019 un estudio de las disparidades raciales y un plan de inclusión económica. ¡La ciudad estaba sentada en un polvorín que ya ha explotado! Estamos de pie en solidaridad con la familia de George Floyd y todos los que buscan justicia”.

Darrell L. Clarke, presidente de la Concejo Municipal de Filadelfia

“Las protestas en Filadelfa en respuesta a la muerte de George Floyd en manos de la policía han sido pacíficas, ponderosas e inspiradoras. Como un hombre afroamericano, entiendo el enojo y la frustración detrás de estas protestas. Sin embargo, lo que pasó en el Centro de la Ciudad en los días pasados fue violento, destructivo, y creó el potencial de lesiones serias para los que estuvieron ahí. No podemos permitir que eso continúe. Tal violencia solamente sirve para distraernos de realizar el trabajo verdadero de lidiar con las causas de esta frustración.

Es claro que, así como la crisis de salud pública en curso, no podemos regresar a la manera en que estaban las cosas antes de estos incidentes. Necesitamos una normalidad nueva en nuestro país y nuestra ciudad. Nuestros ciudadanos exigen tener una voz significativa en crear esta nueva normalidad. Es nuestra responsabilidad escucharlos”.

Amy Eusebio, Directora Ejecutiva de Asuntos de Inmigrantes de la Alcaldía

“Como residentes de Filadelfia y miembros de la Comisión de Asuntos Inmigrantes representando la diversidad de etnicidades, reconocemos y estamos de pie en solidaridad con todos los individuos, familias y comunidades que han enfrentado violencia racial e injusticia sistémica. El racismo ha plagado a nuestra nación desde su nacimiento. A todas las personas, negras, de piel morena, nativo-americanos y otras personas de color que viven con el trauma, dolor, aflicción y rabia ocasionada por la ignorancia del pasado y el presente, los vemos, los escuchamos y los valoramos. Nuestra Comisión fue creada como un vehículo para traer a las comunidades a la mesa para expresar sus preocupaciones, necesidades y recomendaciones acerca de los reglamentos al gobierno de la ciudad.

Hoy insistimos y afirmamos, La Vida de las Personas Negras Importa.

Nos piden que escuchemos 2
Amy Eusebio/Cortesía

Estamos también preocupados por la violencia y devastación en nuestra ciudad amada. La destrucción de las inversiones de la comunidad, comercios e infraestructuras públicas minan nuestros esfuerzos de enfrentar los desafíos del cambio. Sin embargo, esto de ninguna manera, debe oscurecer el mensaje de las protestas justificadas en todo el mundo,  exhortando acción tangible y cambio. Para poder sanar debemos tomar espacio para sentir las emociones que están muy presentes en medio de nuestro sufrimiento colectivo mientras forjamos estratégicamente un camino hacia adelante.
Reconocemos que nuestros futuros están entretejidos. En Filadelfia, prometemos trabajar como un colectivo para asegurar la seguridad y solidez de todas nuestras comunidades, con énfasis en las que sufren en las manos de los que están dispuestos a abusar de su poder¨.

Con información de Leticia Roa Nixon

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here