La competencia cultural en los servicios del cuidado de la salud mental

0
Durante la caminata 2019 para la concientización y en contra el estigma de las condiciones mentales. Foto Archivo Crédito Perla Lara.

La Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales (NAMI, National Alliance on Mental Illness), que cuenta con un apartado latino en su literatura; destaca la importancia a la hora de empezar un tratamiento, para considerar que sea competente y culturalmente sensible.  “La cultura, las creencias, normas y valores personales, y el idioma son clave en todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo nuestra salud mental. La competencia cultural es la habilidad que tiene un médico para reconocer y entender el papel que tiene la cultura (la tuya y la de él) en el tratamiento, y como adaptarlo adecuadamente para ayudarte de la mejor manera. Desafortunadamente, los estudios demuestran que hay falta de competencia cultural en el campo de la psiquiátrica, que resulta en diagnósticos erróneos y el tratamiento inadecuado. Esto causa que los latinos y otras comunidades minoritarias tiendan a recibir cuidado de baja calidad… muchos proveedores todavía no tienen competencia cultural y no saben cómo efectivamente ayudar y atender a los latinos de modo eficaz”.

Estas son algunas preguntas que puedes hacerles:

¿Ha tratado a otros latinos?

¿Ha recibido capacitación en la competencia cultural o en el cuidado de la salud mental de los latinos?

¿Cómo cree que nuestros entornos culturales influencian nuestra comunicación y en mi tratamiento?

¿Cómo planea integrar mis creencias y prácticas en mi tratamiento?

Un proveedor que comprende tu cultura y tus necesidades va a conocer información cultural específica y relevante. Por ejemplo: puede ser que describas lo que sientes con frases utilizadas comúnmente en la comunidad latina como “me duele el corazón”.  Esto es una expresión de angustia emocional, no una señal de dolor en el pecho. Un médico sensible a diferencias culturales va a saber de esto, y no asumirá que estás hablando literalmente de un dolor del pecho.

Tu proveedor de salud mental tendrá un papel importante en tu tratamiento, por esta razón es importante que estés seguro que puedes trabajar y comunicarte bien con esa persona. Menciónales tus creencias, valores y características culturales. Busca o Trata de estar seguro que tu proveedor las entiende para que puedan ser incluidas en tu tratamiento. Por ejemplo, menciona si es impórtate para ti que tu familia participe en tu tratamiento. Si tu situación económica no te permite buscar ayuda, ponte en contacto con tu clínica local médica o de salud mental, o con tu gobierno local para saber a cuáles servicios o ayuda cualificas. Puedes encontrar la información de contacto en el Internet, en www findtreatment.samhsa.gov, o llamando a al número de teléfono de la Línea nacional de ayuda, 800-662-HELP (4357). Si no tienes papeles, comunícate con

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here