Irene Contreras Subdirectora de Comunicaciones, de la Alcaldía de Filadelfia

Durante la crisis ocasionada por la Pandemia en la ciudad de Filadelfia, como en el resto de la Unión Americana, los servidores públicos han venido trabajando a marchas forzadas. La alcaldía ha tenido que enfrentar muchos retos continuos y como era de esperarse críticas. Una de las primeras fue la que manifestó un grupo de líderes latinos que, desde los primeros días de la emergencia sanitaria, se apresuraron a pedirle al alcalde Jim Kenney, que informara a la comunidad hispanoparlante en su idioma, por la importancia de recibir la información de primera mano. La alcaldía respondió prontamente, y parte de este logro de comunicación directa a la comunidad hispana, es gracias a Irene Contreras.

Originaria de Venezuela, Irene llegó a Filadelfia hace 6 años, donde después de dedicarse a aprender inglés por un par de años, se comenzó a involucrar con organizaciones sin fines de lucro para hacer crecer su red. En “Casa de Venezuela”, reinició a ejercer su carrera como periodista, y de manera voluntaria por unos dos años, se encargó de las notas de prensa de la organización. “Fue una experiencia muy bonita que me permitió volver a mi carrera. También asesoré a varios restaurantes en la ciudad en materia de imagen y mercadotecnia. Llevar P&R gastronómico fue algo totalmente nuevo para mí” cuenta Irene, que recientemente fue nombrada entre los «40 under 40» (40 bajo 40) de Al Día. “es algo que me llena de orgullo como inmigrante, puesto que navegar lo que se conoce como la -América Corporativa- como mujer, hispana y con inglés como segundo idioma es un reto grande”.

Antes de comenzar en la Alcaldía de Filadelfia, trabajó como asesora de comunicaciones de la Cámara de Comercio Hispana

¿Cómo llegas a trabajar en la Alcaldía de Filadelfia?

“A principios del año pasado, “Philly Counts” —la iniciativa de la Alcaldía para respaldar el Censo 2020 estaba buscando a un Director de Comunicaciones para su equipo… Fui seleccionada para esta posición, en la cual iba a poder desarrollar una nueva faceta en mi carrera, esta vez como servidor público. Puedo decir que conté con personas maravillosas que guiaron mi camino durante los primeros meses en la administración pública. Ellos son Stephanie Reid y Pedro Rodríguez”.

Su trabajo como estratega de comunicaciones la lleva a una promoción totalmente inesperada: “Pasé de la oficina de Philly Counts a la Oficina de Prensa del Alcalde como Subdirectora de Comunicaciones, supervisando comunicaciones a nivel macro de la Oficina de Asuntos de Inmigración, Oficina de Participación Pública, Phily Counts, PHL City ID, entre otros”.

Has estado en el centro de la información con el tema del coronavirus ¿Qué ha sido lo peor y lo mejor de todo este proceso?

“Para mí lo mejor de este proceso ha sido tener la capacidad de informar a las comunidades hispanas en nuestro idioma, en directo y en una misma rueda de prensa con las autoridades disponibles para los medios de comunicación en español. Lo malo, fue darme cuenta de lo mortal de este virus y la falta de conciencia de algunas personas que no siguen las normas de salud pública, porque piensan que esto es una gripe más. La acción más importante que podemos tomar para atacar al coronavirus es usar un tapabocas o mascarilla al salir de la casa, y muchos no lo hacen”.

¿Qué has aprendido de esta vivencia en la alcaldía?

“Que debemos levantar nuestra voz y hacernos escuchar. Si nosotros no luchamos por nuestros derechos, ¿quién lo hará? A nivel personal aprendí que hay que ser muy perseverante y trabajar duro. Al final del día, tú no sabes quién está viendo tu trabajo, así que hazlo con corazón y bien. Pero en especial, esta vivencia me ha dejado un profundo agradecimiento y admiración por nuestros servidores públicos”. 

Así concluye nuestra conversación con una comunicadora de ¡Impacto!

Un mensaje final

A mis queridos latinos: nunca se sientan menos que nadie por no hablar inglés con fluidez. No se autoexcluyan de participar o solicitar ciertas posiciones de empleo, porque les de miedo. Siempre habrá algo de miedo, pero den un salto de fe, confíen en sus capacidades, en su formación, y asuman los retos. Y cuando estén arriba, no se olviden de abrirle la puerta a la gente que, como ustedes, va iniciando este proceso. La vida es un ciclo, trata de hacer el bien donde quiera que estés. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here