Ana Hernández Ramos, directora de noticias Telemundo 62. (Foto: Cortesía/Ana Hernández Ramos)

Hay hechos noticiosos que nos dejan huellas, por ejemplo, el huracán María que arrasó en Puerto Rico en el 2017, fue un acontecimiento catastrófico para los puertorriqueños, que dejó un sabor amargo en millones de personas, y les marcó un “antes” y un “después”.

Durante el paso de los vientos huracanados de categoría cinco que devastaron la Isla del Encanto, y después reportar las consecuencias de la calamidad, el periodista se convierte a la vez en un testigo ocular, y casi anónimo, de los propios acontecimientos. 

 

Así, el día a día de los contenidos noticiosos que se tienen que informar a la comunidad, van de la mano con el registro del sufrimiento individual y colectivo de haber perdido un ser querido, o tu casa. Esta atmósfera mustia dejó un panorama desolador en las personas que vivieron está experiencia negativa tras el paso destructivo del huracán María.

Para Ana Hernández Ramos, directora de noticias Telemundo 62, salir de la isla, después de dos meses del devastador huracán, para integrarse a un nuevo equipo de trabajo en Filadelfia, fue una decisión muy difícil. Evocando ese momento nos dice: “Yo tomé dos aviones y uno era una avioneta muy pequeñita para salir de Puerto Rico, haciendo escala en Miami… recuerdo que cuando la avioneta se levantó, y yo miré hacia abajo, era como si un gigante nos hubiese pasado por encima. No era barro, todo era destrucción. Y es inevitable que te salten las lágrimas cuando tú ves algo así”.

Una nueva etapa empezaba a surgir en su vida tras salir de Puerto Rico. Recuerda que hace cuatro años se mudó a Filadelfia con su esposo e hija. La ciudad del “Amor Fraternal” la recibió con los brazos abiertos. Aquí encontró una especial conexión con la comunidad latina y desde entonces viene trabajando con su equipo de noticias, buscando hacer un periodismo proactivo, en diferentes formatos y con personal bilingüe, para poder servir a diversas audiencias través de los noticieros de las cadenas televisivas de Telemundo 62 (español) y NBC (inglés).

Amor a primera vista

Ana empezó sus pininos periodísticos en su natal Puerto Rico, cuando decidió cambiar la carrera de publicidad por la de periodismo. Alude que se registró en la primera clase del currículo de comunicaciones y se enamoró de lo que se volvió su vocación. Sabía que desde muy pequeña le gustaba leer mucho y reconocía tener habilidades para la redacción y la escritura. 

Viene de una familia en dónde había muchos periodistas ejerciendo esta profesión —y en dónde hablar de política es el tema del día—, pero considera que “el periodismo, en realidad, es una vocación; casi, lo escoge a uno”, dijo.

El camino de aprendizaje fue extenso. La formación académica en las universidades de Puerto Rico y del Sagrado Corazón, le permitieron sentar las bases del currículo periodístico, tanto escrito como televisivo, participando en noticieros estudiantiles. Además, trabajó para Tele 11, que después se convirtió en una sucursal de la cadena Univision, como asistente de producción, y redactando hasta que se presentó la posibilidad de trabajar para Telemundo Puerto Rico, donde trabajó por dieciocho años, cubriendo diferentes horarios rotativos. También tuvo la oportunidad de participar en proyectos especiales, como cubrir las elecciones del 2016 y las primarias en Puerto Rico como productora. A raíz de este trabajo, fue entrevistada para incorporarse a Telemundo Filadelfia. 

“El periodismo es algo que merece ser protegido…es uno de los pilares de nuestra democracia, de nuestra libertad…”

Con el equipo de Telemundo 62. (Foto: Cortesía/Ana Hernández Ramos) 

Así que, desde hace cuatro años, contribuye con su experiencia para cooperar con la misión de Telemundo 62 de mejorar la calidad de los contenidos y de la expansión de los noticiarios. El “duopolio” apuesta a servir a una comunidad de manera bilingüe —en la cual las personas se vean reflejadas en los contenidos noticiosos—, proveyendo diferentes formatos de consumo informativo durante cualquier hora del día. Este modelo de alianza permite compartir el capital no solo en recursos humanos (reporteros bilingües); sino, también, en la sección logística (cámaras, unidades móviles y autos, por ejemplo) para una mejor eficacia de equipo y de trabajo colectivo. 

¡Luces, cámara, acción! (Foto: Cortesía/Ana Hernández Ramos) 

Practicando el periodismo de soluciones

De acuerdo con la joven madre, pero experimentada profesionista, la misión de Telemundo es ayudar a la comunidad. Señaló que existe en la compañía televisiva un “enfoque” muy fuerte en “términos del compromiso que tenemos con las comunidades”. Agregó, por ejemplo, que durante la pandemia el equipo de producción consideró primordial que el público escuchase directamente, las conferencias de prensa de primera mano de expertos, médicos y funcionarios públicos, para poder evaluar la información por sí mismos, y poder sacar sus propias conclusiones acerca de este polarizado tema de salud global.

Durante la entrevista con Ana Hernandez, indicó que también presionaron a la alcaldía de Filadelfia para que tuvieran un intérprete. De esta manera el público podría escuchar en español la información de las fuentes originales. Agrega que, “el periodismo, como profesión, tiene mayor relevancia cuando “podemos ayudar a que la gente navegue en situaciones difíciles y que entienda lo que está pasando a su alrededor…procedimientos, trámites, situaciones de vivienda, pedir ayuda a distintas organizaciones…no quedarnos solo en el problema”.

Al hablar sobre la criminalidad e inseguridad de Filadelfia dijo que no se puede ignorar este problema que afecta la vida diaria de los habitantes de esta área. Mencionó que, al reportarlo, el ángulo de la noticia no debe ser solo el problema, sino plantear las posibles soluciones de apoyo que la comunidad necesita en esos momentos. Afirmó, también, que la labor del periodista es de “fiscalizar la labor de las autoridades”.

Es fundamental que las personas puedan “escuchar” a los “expertos” en su propio idioma. Por ejemplo, en la pandemia, las recomendaciones del Center for Disease Control and Prevention (CDC) y de los médicos. Es importante poner en contexto la información de primera mano en el idioma español.

Recuerdos de archivo. (Foto: Cortesía/Ana Hernández Ramos) 

Manejando rigurosamente las fuentes de información

Al referirse a este tema, mencionó que lo primero que nos toca hacer a los periodistas es “asumir nuestra responsabilidad de hacer buen periodismo”.

Considera que la credibilidad del periodismo va de la mano con el rigor de la verificación de las fuentes noticiosas. Así, el periodismo de solución busca al final del día responder a dos preguntas simples: “¿cuál es la meta de esta historia?” y “¿qué cambios queremos lograr?” en nuestras comunidades independientemente del formato, horario, o del idioma que se use para transmitirlo.

(Foto: Compartidas en la red social Twitter @Anachr80/Archivo)

Las nuevas generaciones

Ana considera que se necesitan crear planes de acción para guiar a la nueva generación de periodistas y reporteros jóvenes que salen de las universidades. Por otro lado, crear talleres de mentoría que nutran a este nuevo grupo de comunicadores sociales para transmitirles las experiencias de los que llevan años ejerciendo la profesión periodística. Y resalta la importancia de que el conocimiento académico y la experiencia adquirida del día a día, aunados con los estándares de ética profesional —que se tienen que seguir con rigor— son las bases de un periodismo de calidad y de confianza. Saber manejar las fuentes, directas e indirectas, antes de publicar una nota es muy importante. Verificar que los datos estén correctos es primordial para establecer un lazo de credibilidad entre los periodistas y el público. “Es el rigor con el que nosotros tenemos que manejar nuestras fuentes, la información y tratar de corroborar las historias antes de que salgan al aire”, dijo.

Afirma que los pilares del periodismo —equidad en la investigación, presentación de diversas perspectivas, uso de fuentes primarias, verificación de datos y proponer alternativas de solución, entre otros—, son los que nos siguen guiando, hasta el día de hoy, y son estos estándares los que van a salvar la profesión. Por otro lado, enfatizó que existe un “peligro” inminente cuando los periodistas quieren publicar el contenido informativo antes de la competencia. “Al final del día, nadie te va a dar una estrella por ser el primero, pero te van a dar una estrella por no haber estado correcto”, puntualizó. 

Además, dijo que una vez que se pierde la “credibilidad” y la confianza, como periodista, o como medio informativo, es muy difícil recuperarla. Considera también que es muy importante cultivar fuentes de información, y promover los contenidos informativos en los diferentes formatos (redes sociales) disponibles en estos momentos; además de diseminarlos en los distintos horarios e inclusive en los diferentes idiomas. Estima que el público tiene la opción de escoger cómo, cuándo y dónde consume la noticia diaria. “Porque nosotros al final del día estamos para facilitar la información; no para decirle a la gente qué pensar”, señaló.

“El periodismo tiene un rol sumamente importante que no va a desaparecer, pero sí va a cambiar la forma en que la gente está consumiendo noticias”.

(Foto: Compartidas en la red social Twitter @Anachr80/Archivo)

Logros y planes en su nuevo hogar

Indicó que, en la actualidad, el desafío que tienen como organización de servicio al público es de cómo conseguir más personal bilingüe en español e inglés, que puedan trabajar en las dos estaciones televisivas, creando contenido en ambos idiomas —aportando, así, la experiencia de los reporteros bilingües en asuntos hispanos y resaltando las historias de sucesos de la comunidad latina—. Por ejemplo, para la semana de la celebración de la mujer entrevistaron a Nasheli Ortiz González, directora de Taller Puertorriqueño, difundiendo la información en las dos cadenas televisivas. También, trabajaron en una nota sobre la comunidad dominicana, resaltando la cultura y la contribución de los muchos negocios al desarrollo económico de Filadelfia.

La nueva aventura de trabajo está dando sus frutos y la está llenando de satisfacciones. Para Ana, quien antes que todo es una mujer y madre, era muy importante que su esposo e hija formaran parte de la toma de decisiones al venir a trabajar y vivir en Filadelfia. Recuerda, que solo era una posibilidad de empleo con muchas ventajas, pero que la decisión final fue muy difícil. Hoy Filadelfia con su “buena vibra”, es su nuevo hogar, y le encanta estar entre la comunidad hispana y cubrir los diversos eventos culturales. Siente una conexión especial con la comunidad de la que se nutre y a la vez protege. Enhorabuena a Ana y su familia, quien, con su talento y profesionalismo, esta contribuyendo a lo que los latinos están desarrollando en una Filadelfia cada vez más latina.

En el equipo de Telemundo hay más de cuarenta latinos que trabajan en distintas áreas…” aquí hay un grupo de hispanos muy completo; profesionales de distintos campos, de diversas nacionalidades… lo que buscamos es reflejar a la comunidad”.

(Foto: Compartidas en la red social Twitter @Anachr80/Archivo)

“Yo estoy súper orgullosa de pertenecer a este equipo…de trabajar en Filadelfia y aquí seguiremos tratando de mejorar la calidad del periodismo y mejorar la calidad de vida de las comunidades”.

Ana Hernández Ramos, directora de noticias Telemundo 62, extracto de la entrevista “Conversaciones de Impacto”, 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here