Melissa Meléndez Foto de sus redes sociales

Los Angeles, CA – Una senadora estatal latina presentó el 15 de febrero dos proyectos de ley encaminados a prohibir en California la discriminación contra las personas por sus puntos de vista y sus afiliaciones políticas; un esfuerzo con el que, según ella, pretende luchar contra la «cultura de cancelación”.

La republicana Melissa Meléndez presentó el proyecto de ley del Senado SB238, conocido como la Ley de Diversidad de Pensamiento, con el objetivo de proteger a los residentes de California de la discriminación por su afiliación política cuando buscan oportunidades de empleo o vivienda, detalló la legisladora en un comunicado.

“Me resulta incomprensible que las corporaciones y el público arruinen la carrera, los negocios y la familia de una persona debido a su ideología política”, explicó Meléndez.

“Una sociedad libre no debe permitir que se censuren pensamientos e ideas. La libertad de expresión abarca todo el discurso, no solo aquello con lo que estás de acuerdo”, ahondó.

La propuesta enmendaría la actual Ley de Vivienda y Empleo

En el mismo sentido, la legisladora introdujo el proyecto SB 249, que enmienda el Código de Educación para prohibir la discriminación, la intimidación y el acoso en las escuelas por la afiliación política de una persona.

Republicana propone ley para evitar discriminación por afiliación política 1
Melissa Meléndez Foto de sus redes sociales

“La cultura de cancelación y los esfuerzos por silenciar las opiniones y voces diferentes deberían ser una preocupación creciente para todos nosotros”, subrayó Meléndez.

Los esfuerzos de la conservadora se dan después de que gigantes tecnológicos como Twitter suspendieran la cuenta del ahora expresidente Donald Trump tras los actos de violencia en el Capitolio.

El 9 de enero la red social privó definitivamente de esa herramienta al republicano, con la que Trump logró emitir más de 55.000 mensajes durante más de 11 años y que contaba con 89 millones de seguidores.

Muchos seguidores de Trump han decidido usar redes sociales alternativas de reciente creación, como Parler, pero incluso esta plataforma también ha empezado a sufrir consecuencias tras el ataque al Capitolio.

“Se ha establecido un clima de intolerancia que ha sofocado un debate sano y normal. Cualquiera que valore su propia libertad de expresión debería preocuparse. No se puede ni se debe permitir que esto continúe”, concluyó Meléndez.

Las propuestas enfrentan un duro camino en el Senado californiano, dominado por los demócratas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here