Fotografía de archivo en donde se observa a un trabajador en una fábrica de acero. (Foto: EFE/Abedin Taherkenareh)

La producción económica de los latinos en Estados Unidos antes de la pandemia tuvo un desempeño «extraordinario» y por sí solo las cifras de 2019 la ubican en el séptimo puesto a nivel mundial, al lado de Francia, revelo un estudio esta semana.

La investigación, impulsada por Latino Donor Collaborative (LDC), halló que la producción económica total, que sería el equivalente al producto interior bruto (PIB), de los latinos que radican en EE. UU. en 2019 ascendió a 2,7 billones de dólares.

Si esta cifra fuera adjudicada a un país que reuniera a todos los latinos que viven en EE. UU., estaría en la séptima posición mundial, al lado de Francia con un PIB de 2,7 billones en 2019, y por encima de las economías de Italia, Brasil o Canadá.

El análisis «2021 LDC U.S. Latino GDP Report: Quantifying the New American Economy» califica de «extraordinario» el comportamiento de la economía de los hispanos en la última década.

Además, resalta que, si bien es impresionante el tamaño de la producción económica de los latinos en el país, el desempeño es «más notable» por su crecimiento.

Durante los últimos dos años, el crecimiento del PIB real latino promedió un 5,63 %, el doble de la tasa de Estados Unidos en general que se ubicó en el 2,82 %.

Si se compara a nivel mundial, el crecimiento del PIB de los latinos es el tercero de más rápido aumento entre las 10 mayores economías del mundo, por encima de la economía estadounidense que ocupa el cuarto lugar, destaca el análisis.

El rápido crecimiento del PIB entre los latinos desde 2010 se debe, entre otros factores, al consumo personal, destaca el estudio.

Este crecimiento en el consumo tampoco se ha detenido. Por ejemplo, para 2019 el consumo de los latinos en Estados Unidos se situó en 1,85 billones de dólares, lo que equivale al 68 % de la producción económica de esta población en el país.

Entre los factores que han ayudado al crecimiento de la producción económica también se encuentran los logros educativos de los latinos en Estados Unidos.

De 2010 a 2019, el número de personas con una licenciatura o más creció 2,8 veces más rápido para los latinos que para los no latinos, halló el estudio.

En su conclusión los investigadores resaltaron que a pesar de que los latinos fueron golpeados por la pandemia del coronavirus con mayor intensidad que otros sectores de la población «la persistencia de los latinos» en Estados Unidos son «un motor de crecimiento económico».

Añadieron que el «PIB latino de EE.UU. Seguirá siendo una fuente importante de fuerza, resiliencia y crecimiento para la nación, probablemente durante décadas en el futuro».

Producción económica de hispanos en EE. UU. equivale a la séptima a nivel global 1
La vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, se reúne con líderes de pequeñas empresas para discutir cómo el Acuerdo Bipartidista de Infraestructura les ayudará a hacer crecer sus empresas, en la Casa Blanca, Washington, DC, EE. UU., 29 de septiembre de 2021. (Foto: EFE/CHRIS KLEPONIS)

Kamala Harris destaca el papel de las empresarias latinas en la economía

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se reunió el pasado miércoles con cinco empresarias latinas para destacar su papel en la economía estadounidense, con motivo del mes de la Herencia Hispana, que se celebra hasta el próximo 15 de octubre.

Harris recibió en su oficina ceremonial a cinco propietarias de pequeños negocios de la zona metropolitana de Washington para promover la aprobación de los planes económicos de la Casa Blanca, que analiza esta semana el Congreso, y el impacto que tendrían en las familias y empresas latinas del país.

«Nuestras líderes de pequeños negocios en esta mesa, y los otros muchos a los que representan, son realmente la columna vertebral de nuestro país», subrayó.

La vicepresidenta aseguró que quería escuchar los desafíos que habían enfrentado las empresarias durante la pandemia y las necesidades que tienen ahora, además de analizar lo que puede hacer el Gobierno «para aumentar el acceso al capital» para los pequeños negocios.

«Cuando hablamos de pequeños negocios hispanos y sus líderes, hablamos de todo tipo de negocios, desde la arquitectura hasta la tecnología de la información, pasando por todas las cosas que requieren que actuemos como sociedad», recalcó.

Añadió que los planes económicos de la Casa Blanca supondrían mejoras para la comunidad hispana en áreas como un mejor acceso a internet y un recorte del costo de los cuidados infantil y de familiares, así como mediante el crédito fiscal por tener hijos y el aumento de formación de los trabajadores.

A la reunión asistieron la presidenta de la empresa de tecnología de la información ZemiTek, Rosa Caldas; la fundadora del estudio de arquitectura Moya Design Partners, Paola Moya; y la fundadora de la empresa de servicios de la construcción Meridien Group, Maria Hicks.

También estuvieron Myrna Yvette Peralta, presidenta de CentroNía, una institución que proporciona educación temprana bilingüe y a precios asequibles a familias de bajos ingresos en Washington y sus alrededores; y Daniella Senior, fundadora del restaurante cubano Colada Shop y el local Serenata & Zumo, situados en la capital estadounidense y sus alrededores.

La Casa Blanca recordó en un comunicado que, en febrero, Harris describió como una «emergencia nacional» el éxodo de mujeres de la fuerza laboral durante la pandemia de COVID-19, que ha provocado que al menos 2,5 millones de mujeres dejen sus empleos en EE.UU., frente a 1,8 millones de hombres que han hecho lo mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here