Donald Trump, presidente saliente de Estados Unidos. EFE/EPA/ERIK S. LESSER/Archivo

Los Ángeles, (EFE News). – El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes que no asistirá a la toma de posesión de su sucesor en el cargo, Joe Biden, una situación que no ocurre desde 1869, hace 152 años, cuando Andrew Johnson no acudió al acto de inauguración de Ulysses Grant.

Con este anuncio serán cuatro los presidentes estadounidenses en toda la historia del país que decidieron no ir a la toma de posesión del siguiente mandatario, de acuerdo a la Asociación Histórica de la Casa Blanca: John Adams (1797-1801); John Quincy Adams (1825-1829); Andrew Johnson (1865-1869); y el propio Trump (2017-2021).

Trump sostiene que las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre fueron «robadas» por parte de los demócratas, una versión que ha mantenido hasta hoy.

De hecho, no fue hasta este jueves que reconoció por primera vez explícitamente su derrota en las elecciones de noviembre y condenó el asalto perpetrado el miércoles por sus seguidores en el Congreso, un hecho del que ha sido responsabilizado por haberles arengado con sus infundadas denuncias de fraude electoral antes de que ocurriera.

El mandatario neoyorquino se ha pasado los últimos dos meses, desde que se conocieron los resultados de las elecciones, denunciando irregularidades y un presunto fraude electoral que no ha podido demostrar.

JOHNSON LO DECIDIÓ EN EL ÚLTIMO MINUTO

Según cuenta el diario The Washington Post en su edición digital, Johnson tomó la decisión de no acudir a la toma de posesión de Grant en el último minuto porque tenían muy mala relación.

Los dos mandatarios tuvieron varias disputas a lo largo de la dirección del demócrata Johnson, que sustituyó al presidente republicano Abraham Lincoln (1861-1865) después de que éste fuese asesinado.

De acuerdo con el Post, las «opiniones racistas» de Johnson ofendieron a Grant, quien en ese entonces dirigía al Ejército estadounidense.

Al igual que Trump, Johnson estuvo cerca de ser destituido por el Congreso, pero el Senado acabó con la iniciativa impulsada por la Cámara de Representantes en febrero de 1868.

LOS ADAMS TAMPOCO ACUDIERON

Los expresidentes Adams, padre e hijo, tampoco fueron a las inauguraciones de sus sucesores, Thomas Jefferson (1801-1809) y Andrew Jackson (1829-1837), respectivamente.

Dos elecciones muy ajustadas con sus rivales, que habían sido aliados políticos suyos en el pasado -Jefferson era vicepresidente de Adams padre- resultaron en que los dos Adams optaran por no acudir a la toma de posesión de los siguientes en el cargo.

Lejos de ser decisiones polémicas, los dos Adams explicaron que prefirieron no ir a esos actos en aras de enfriar la temperatura política en la capital, según contó este viernes el historiador Thomas Balcerski a la cadena de televisión CNN.

Otro presidente que no estuvo en la toma de posesión de su sucesor fue Richard Nixon (1969-1974), quien ya había dejado la Casa Blanca después de renunciar por el escándalo «Watergate» cuando su vicepresidente, Gerald Ford, juró el cargo que él dejaba libre.

LOS EXPRESIDENTES VIVOS IRÁN, MENOS JIMMY CARTER Todos los expresidentes vivos sí acudirán a la toma de posesión de Biden, a excepción de Jimmy Carter (1977-1981) quien no asistirá debido a sus condiciones de salud y por la pandemia del coronavirus.

En cambio, Bill Clinton (1993-2001), George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-2017) asistirán al evento del próximo 20 de enero, cuando Biden inicie su mandato como el presidente 46 de la nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here