Un cartero del Servicio Postal de los Estados Unidos carga un camión de reparto de correo fuera de una oficina postal en Mamaroneck, Nueva York, EE. UU., 14 de septiembre de 2020. EFE / EPA / JUSTIN LANE / Archivo

Denver, CO. – Un juez federal falló este a favor de tres organizaciones latinas de Colorado que habían pedido al tribunal que prohibiese al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) que reduzca sus servicios durante la época de las elecciones. Específicamente, el juez Emmet G. Sullivan, de la corte de distrito del Distrito de Columbia, concedió el pedido de los grupos comunitarios de Colorado y emitió una medida cautelar preliminar por la que USPS no podrá reducir sus servicios fuera de sus horarios habituales ni siquiera si la entrega genera viajes adicionales.

La decisión de Sullivan «nos asegura que USPS seguirá siendo una forma confiable y eficiente de llegar a todos los votantes», dijo Alex Sánchez, director ejecutivo de Voces Unidas de las Montañas.

El pasado 26 de agosto, Voces Unidas había presentado la demanda contra USPS junto a Padres y Jóvenes y a la Organización de Colorado de Oportunidades y Derechos Reproductivos de Latinas (COLOR), a las que se sumaron además once personas a título individual.

El juez Sullivan recordó que 43 estados y el Distrito de Columbia permiten votar por correo y que se anticipa que unos 80 millones de personas así lo harán antes del día de las elecciones del 3 de noviembre, debido principalmente al impacto de la COVID-19.

En ese contexto, el magistrado reconoció que los cambios anunciados por USPS el pasado 10 de julio, incluyendo la suspensión del reparto de cartas y paquetes fuera de hora o si ese reparto requería viajes extras, causó «retrasos en el reparto» y «sigue teniendo un impacto negativo a nivel nacional».

«El equilibrio entre la equidad y el interés público favorece a la medida cautelar. Queda claro que es en el interés del público que USPS implemente medidas que respeten los derechos constitucionales», sin que eso signifique que la corte «tenga que supervisar las operaciones diarias» del correo, expresó Sullivan al explicar su decisión.

Para llegar a esa conclusión, el juez revisó 50 documentos oficiales presentados por los demandantes y leyó las declaraciones de 18 personas, incluyendo dirigentes comunitarios, votantes y expertos en el tema.

El voto por correo se ha convertido en un elemento de disputa en esta campaña, después de que Trump haya insinuado muchas veces que podría no aceptar el resultado de las elecciones si no se le declara ganador, y ha acusado sin pruebas a la oposición demócrata de estar orquestando un «fraude» al expandir las posibilidades de votar por correo en varios estados, debido a la pandemia.

El mandatario insiste en que el voto por correo puede favorecer el fraude, algo sobre lo que no ha aportado pruebas y que es extremadamente improbable que ocurra, como han demostrado varios estudios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here