Fotografía de archivo en la que se observa a agentes de policía resguardar un perímetro alrededor del Capitolio, en Washington, DC, Estados Unidos. (Foto: EFE/SHAWN THEW)

Washington, EE.UU.- La policía anunció este lunes que está reforzando la seguridad en el Capitolio de Estados Unidos con la colocación de una valla en los alrededores similar a la que protegió la sede parlamentaria tras el asalto del 6 de enero, ante una marcha de ultraderecha convocada para el sábado.

En declaraciones a la prensa, el jefe de la Policía del Capitolio, Tom Manger, indicó que la valla comenzará a ser instalada «un día o dos» antes de la protesta de ultraderecha, y «si todo va bien será retirada muy poco después».

Después del asalto del 6 de enero y durante seis meses, una valla metálica de color negro y de 2,4 metros de alto restringió el paso de vehículos y peatones a la sede del Congreso de EE.UU., que hasta entonces se había enorgullecido de estar abierto a todos los ciudadanos estadounidenses.

La policía está alerta ante la protesta convocada para el 18 de septiembre y cuyo objetivo es apoyar a quienes fueron detenidos por el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, en el que murieron cinco personas, entre ellas un agente.

El organizador principal de esa protesta es Matt Braynard, un asesor del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021), quien estima que la participación llegará a 700 personas.

Todavía se desconoce si acudirán miembros de los grupos de ultraderecha más radicales como «Proud Boys» y «Oath Keepers».

Esos dos grupos sí participaron en la protesta del 6 de enero, cuando una turba de seguidores de Trump irrumpió en la sede del Congreso para impedir la ratificación de la victoria en las elecciones de noviembre de 2020 del candidato demócrata y actual mandatario, Joe Biden.

Este lunes, la policía arrestó a un hombre que tenía una bayoneta, un machete y varios cuchillos en su camioneta, que estaba aparcada cerca de la sede del Partido Demócrata y a pocos metros del Capitolio.

El vehículo del detenido tenía pintados en el exterior una esvástica y varios símbolos supremacistas blancos, pero aún se está investigando si tiene lazos con grupos de ultraderecha o si tenía previsto participar en la marcha del sábado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here