Liberación de siete delincuentes sexuales

0
Combo de cuatro fotografías cedidas por la Oficina del Fiscal del Condado de Orange donde aparecen los delincuentes sexuales ( de arriba abajo) Luis Joel Ramirez (27 años), Mario Ernesto Sandoval (45), Rudy William Grajeda Magdaleno (39), y Jose Adrian Oregel (46). EFE/Oficina fiscal Condado Orange /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS

Los Ángeles,(EFE News).- El fiscal del condado de Orange, California, Todd Spitzer, emitió una advertencia a los residentes del área después de que siete delincuentes sexuales, entre los que se cuentan cuatro latinos, fueran liberados anticipadamente como parte de las medidas tomadas para disminuir la población carcelaria por el brote de COVID-19.

Según Spitzer, los detenidos son personas de «alto riesgo» que no cumplieron con su sentencia de seis meses y fueron puestos en libertad a pesar de haber sido acusados de romper sus monitores GPS o de alterar los dispositivos de rastreo para que no funcionaran, advirtió en un comunicado de prensa.

«Este es el tipo de delincuente más peligroso y el más propenso a reincidir. Están haciendo todo lo posible para evitar ser detectados por los oficiales de libertad condicional y así poder cometer delitos sexuales adicionales. Este no es el tipo de personas a las que debería dárseles un respiro», sostuvo el fiscal.

Todos los siete liberados fueron acusados de crímenes sexuales y condenados a pasar al menos seis meses en prisión en cárceles del condado de Orange, y fueron liberados antes por las órdenes para descongestionar las cárceles.

El jefe del Departamento del Alguacil del Condado de Orange, Don Barnes, dijo que desde el 7 de marzo y debido a la emergencia por el coronavirus la población carcelaria del condado se ha reducido en casi 45%.

Spitzer ha señalado que después de aplicarse las medidas de seguridad el hacinamiento no debería ser un problema.

Entre el grupo de liberados se encuentra cuatro hispanos: Luis Joel Ramírez, de 27 años; Mario Ernesto Sandoval, de 45; José Adrián Oregel, de 46, y Rudy William Grajeda Magdaleno, de 39.

En el caso de Ramírez, el latino se ha visto favorecido cuatro veces por órdenes de libertad condicional desde 2019.

El pasado 7 de abril fue liberado tras cumplir 20 días en la cárcel por cortar el sistema de rastreo. Sin embargo, fue detenido nuevamente por violar las condiciones de libertad condicional y salió de la cárcel nuevamente el pasado 24 de abril.

Por su parte Oregel habría violado seis veces las reglas de libertad condicional desde junio del año pasado. El hispano fue liberado el pasado 22 de abril tras purgar 18 días en la cárcel por cortar el grillete de localización que tenía puesto.

La lista la completan Kyle Albert Winton, de 40 años; James Franklin Bowling, de 50, y Calvin Curtis Coleman, de 52 años, quien ha violado tres veces sus condiciones de libertad condicional desde 2019.

El fiscal subrayó que el propósito de la divulgación de la información es permitir que los miembros del público se protejan a sí mismos y a sus hijos de los delincuentes sexuales.

Este miércoles se informó que casi la mitad de los reclusos de la Institución Correccional Federal Terminal Island en San Pedro, California, han dado positivo por coronavirus, lo que representa el peor brote de la enfermedad COVID-19 en una cárcel federal en Estados Unidos.

Hasta el martes, 443 de los 1.055 reos de la prisión ubicada en el condado de Los Ángeles tenían el virus, junto con 10 miembros del personal, y dos prisioneros ya murieron por COVID-19, según datos publicados por el Departamento de Prisiones (BOP).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here