Una fotografía tomada de un video proporcionado por la Cámara de Representantes de EE. UU. que muestra el inicio de una sesión de la Cámara de Representantes para acusar al presidente Donald J. Trump por segunda vez, en el Capitolio en Washington, DC, EE. UU., 13 de enero de 2021. EFE / EPA

La Representante de Pensilvania, Madeleine Dean, está entre los directores de juicio político contra Trump.

La congresista demócrata reaccionó a la noticia de que el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, está complacido con la decisión de la Cámara para acusar a Trump, y dice que no se siente segura en el Capitolio después de la insurrección. Mientras tanto, el representante de Pensilvania Brian Fitzpatrick (R-PA 1er Distrito), confirmó que él y otros cinco republicanos de la Cámara presentaron una resolución para censurar al presidente Trump por «intentar anular ilegalmente las elecciones presidenciales de 2020 y por violar su juramento de cargo el 6 de enero de 2021.»

El 11 de enero por la noche, la Cámara aprobó una resolución instando al vicepresidente Mike Pence a invocar la Enmienda 25 de la Constitución para destituir a Trump con una votación del Gabinete y «declarar lo que es obvio para una nación horrorizada: que el presidente no puede cumplir con éxito sus deberes y poderes de su oficina «. La resolución aprobada, fue aprobada 223-205.

Los demócratas procedieron a pesar de que Pence dijo que no haría lo que pedía la resolución. En una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que no sería en el mejor interés de la nación y que era «el momento de unir a nuestro país mientras nos preparamos para tomar posesión del presidente electo Joe Biden».

Pelosi nombró a los gerentes de juicio político el martes por la noche, incluida la congresista de Pensilvania Madeleine Dean (distrito 4 de D-PA). La congresista Dean es miembro del Comité Judicial, donde se desempeña en el Subcomité de Constitución, Derechos Civiles y Libertades Civiles. Está cumpliendo su segundo mandato en el Congreso, antes del cual sirvió en la Cámara de Representantes de Pensilvania durante cuatro mandatos y fue abogada en la práctica privada.

Otros miembros incluyen: el congresista Jamie Raskin, gerente principal, la congresista Diana DeGette, el congresista David Cicilline, el congresista Joaquin Castro, el congresista Eric Swalwell, el congresista Ted Lieu, la congresista Stacey Plaskett y el congresista Joe Neguse.

Tres legisladores republicanos, incluida la líder republicana de tercer rango en la Cámara de Representantes, Liz Cheney de Wyoming, anunciaron que votarían para acusar a Trump escindiendo el liderazgo del partido. «El presidente de Estados Unidos convocó a esta turba, reunió a la turba y encendió la llama de este ataque», dijo Cheney en un comunicado.

«Los intentos del presidente Trump de socavar el resultado de las elecciones de 2020 han sido inconcebibles. La combinación de una campaña de información falsa junto con una retórica incendiaria llevó a la devastación de la que fui testigo personal en el Pleno de la Cámara el 6 de enero. Sus acciones amenazaron a la integridad de nuestra democracia, el Congreso y su propio vicepresidente. Durante meses, el presidente Trump ha estado mintiendo al pueblo estadounidense con información falsa y ha dado falsas expectativas a sus seguidores. La elección ha terminado «, dijo Fitzpatrick. «Joe Biden prestará juramento como presidente de los Estados Unidos el 20 de enero de 2021. Las acciones, el comportamiento y el lenguaje del presidente Trump son inaceptables e impropios del cargo que ocupará durante los próximos ocho días».

Trump, mientras tanto, advirtió a los legisladores de la acusación y sugirió que era el impulso para derrocarlo lo que estaba dividiendo al país. «Continuar por este camino, creo que está causando un peligro tremendo a nuestro país y está causando una gran ira», dijo Trump.

El FBI ha advertido de manera inquietante sobre posibles protestas armadas en Washington y muchos estados por parte de los leales a Trump antes de la toma de posesión de Biden y la policía del Capitolio advirtió a los legisladores que estén en alerta. La ceremonia de inauguración en la escalinata oeste del Capitolio estará fuera del alcance del público.

Mientras los demócratas pasan por oportunistas 1

10 republicanos se distancian del trumpismo y avalaron el juicio político

Solamente 10 republicanos de la Cámara Baja votaron con todos los demócratas para enjuiciar políticamente a Trump; 197 republicanos, fieles a Trump, votaron en contra.

Con 231 votos, la mayoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó por iniciar el proceso de juicio político contra el presidente de ese país, Donald Trump.  Liz Cheney, Jaime Herrera Beutler, Anthony González, John Katko, Peter Meijer, Dan Newhouse, Tom Rice, David G. Valadao, Fred Upton y Adam Kinzinger ‘dieron la espalda’ a Donald Trump al votar a favor del proceso. Cuatro republicanos más no emitieron su voto al respecto:  Kay Granger, Andy Harris, Gregory F. Murphy y Daniel Webster.  En el caso de Herrera, ella coincidió en que Donald Trump «incitó a una revuelta con el objetivo de detener la transferencia pacífica del poder de una administración a la siguiente. Ese motín provocó cinco muertes». 

Anthony González, representante del noreste de Ohio y cubanoamericano, expresó que Donald Trump «ayudó a organizar e incitar a una turba que atacó al Capitolio en un intento de evitar que cumpliéramos con nuestros deberes solemnes según lo prescrito por la constitución».

El republicano Peter Meijer aseguró que Trump traicionó su juramente tras lo ocurrido la semana pasada en el Capitolio.  «Con el corazón apesadumbrado, votaré para acusar al presidente Donald J. Trump», escribió en Twitter.

​El líder de la mayoría republicana del Senado estadunidense, Mitch McConnell, anticipó que no hay posibilidad de celebrar un «juicio justo o serio» antes de que Donald Trump deje el cargo la próxima semana, por lo que llamó a enfocarse en una «transición ordenada del poder», señaló el senador en un comunicado. El juicio -confirmó el veterano senador- comenzará en la primera reunión ordinaria del Senado, que está de receso hasta el 19 de enero, «después de recibir el artículo de la Cámara de Representantes».

Para la mayoría de los legisladores republicanos, la medida creará más división, mientras que los demócratas la ven como necesaria para proteger el Estado de derecho.

Además del discurso incendiario de Trump, la resolución de juicio político cita las teorías falsas de un fraude electoral promovidas por el presidente a pesar de que sus allegados le han asegurado que las irregularidades -que además se dan en cada elección-, no cambian el resultado, es decir el triunfo de Biden.

El FBI habría alertado de la peligrosidad

Los planes para ocupar el Capitolio y escalar las protestas se estuvieron discutiendo en foros online e incluso el FBI emitió una advertencia de las intenciones violentas de los manifestantes, según reportó el diario The Washington Post.

Los diez votos a favor del juicio político por parte de legisladores republicanos, no obstante, demuestran diferencias dentro del partido que, salvo algunas voces disidentes como el senador Mitt Romney, ha apoyado consistentemente al presidente.

Aunque no se mostró a favor de la apertura de un nuevo juicio político, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy aseguró en el pleno del Senado que Trump tiene responsabilidad por el asalto.

Mientras los demócratas pasan por oportunistas 2

«EL PRESIDENTE ES UN PELIGRO PARA EE. UU.»

La jornada tuvo como una de sus protagonistas a la poderosa líder demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, quien, en una contundente intervención de apertura del debate, subrayó que Trump «debe irse» ya que es «un peligro claro y presente».

«Sabemos que el presidente de EE. UU. incitó esta insurrección, esta rebelión armada contra nuestro país común. Debe irse. Es un peligro claro y presente para la nación que todos amamos», sostuvo Pelosi en el pleno de la Cámara.

Tras la histórica votación, Pelosi firmó el artículo de acusación contra Trump en una breve ceremonia, en la que destacó que, «de manera bipartidista, la Cámara de Representantes demostró que nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente de Estados Unidos».

Información agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here