Archivo EFE

Más de la mitad de los estadounidenses poseen más ahorros de emergencia que deudas de tarjetas de crédito, a pesar de la crisis por la pandemia, según un sondeo de la firma de finanzas personales Bankrate. “El COVID-19  ha alterado la visión de los ahorros de emergencia, y ahora más estadounidenses priorizan el ahorro sobre el pago de la deuda de las tarjetas de crédito”, manifestó Greg McBride, analista financiero jefe de Bankrate, sobre los resultados de la encuesta.

De acuerdo con el sondeo, que tiene una muestra de más de mil personas, pese a la dura situación económica que atraviesa el país, 54 % de los estadounidenses aseguran tener más ahorros que deudas de tarjetas de crédito, cinco puntos porcentuales más que en el sondeo del año pasado.

El estudio de seguridad financiera señala que una de cada cuatro personas (27 %) reporta tener más deudas de tarjetas de crédito que dinero ahorrado en su fondo de emergencia.

Al darle a los entrevistados la opción entre aumentar el fondo de emergencia o pagar la deuda de la tarjeta de crédito, 52 % respondieron que ahorrar es la mayor prioridad, lo que representa un aumento de 45 % respecto a los resultados de principios del año pasado.

El sondeo también reveló que a medida que aumenta el nivel de ingresos, también se incrementa la probabilidad de tener más ahorros de emergencia que deudas de tarjetas de crédito: 45 % de las personas con ingresos menores a 30.000 dólares tenían más fondos que deudas, un porcentaje que sube a 70 % para los hogares con un ingreso anual de 75.000 dólares o más.

Bankrate señala que la probabilidad de tener más deudas de tarjetas de crédito que ahorros de emergencia fue mayor entre los llamados “millennials” (de 25 a 40 años), las mujeres y los encuestados no blancos.

El 37 % de los encuestados negros y el 32 % de los hispanos informaron tener más deudas de tarjetas de crédito que ahorros de emergencia, mientras que solo 26 % de los encuestados blancos dijeron lo mismo.

“Impulsar los ahorros de emergencia y pagar la deuda de la tarjeta de crédito, no tiene que ser uno o lo otro”, agregó McBride, que recomienda trabajar en “ambos objetivos simultáneamente” al utilizar el dinero que actualmente no se gasta en comidas y entretenimiento para pagar la deuda de tarjetas de crédito con altas tasas de interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here