Fotografía del 3 de septiembre cedida por la Alcaldía de Nueva York donde aparece el jefe de patrullas de la Policía de Nueva York, el dominicano Fausto Pichardo durante una rueda de prensa en la sede de la Municipalidad en Nueva York. EFE/Ed Reed/Alcaldía de Nueva York /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS

Nueva York. – El hispano de más alto rango en la Policía de Nueva York, el dominicano Fauto Pichardo, jefe de patrullas, renunció a su cargo para acogerse al retiro, presuntamente molesto con el alcalde, Bill de Blasio, de acuerdo con medios de prensa.

Pichardo, de 43 años, el primer dominicano en ocupar un alto cargo en el mayor departamento de policía del país presentó su renuncia el martes, que fue confirmada por esa agencia.

De acuerdo con los medios locales, Pichardo, que fue nombrado jefe de patrullas el pasado diciembre y cuenta con una experiencia de 21 años en la policía, regresó a su casa la pasada semana luego de 36 horas de trabajo enfrentando las protestas de la comunidad ortodoxa por las restricciones impuestas por el estado tras un repunte de la COVID-19 en varias zonas.

Cuando se despertó, el oficial, que supervisa a unos 17.000 policías, se dio cuenta de que su teléfono no funcionaba correctamente, lo que le hizo perder algunos mensajes del alcalde.

Pichardo, que nació en la República Dominicana y llegó a Nueva York cuando tenía seis años, fue citado al Ayuntamiento para explicar por qué no respondió a los mensajes del alcalde, reunión de la que salió enojado y sintiéndose insultado, aseguran los medios.

El descontento de Pichardo aumentó cuando el pasado fin de semana el alcalde lo contactó repetidamente en relación a una fiesta nocturna que se celebraba en El Bronx, lo que viola las restricciones del estado por el virus.

Esa llamada se hace normalmente al jefe de la Policía, según han señalado a los medios conocedores de los reglamentos de esa agencia.

La renuncia de Pichardo para acogerse al retiro se suma a una larga lista de policías, entre ellos varios de alto puesto, que han hecho lo mismo en los pasados meses luego de cambios en su agencia y a la de la jefa del Departamento de Salud, Oxiris Bardot, de origen puertorriqueño.

También coincidirá con la de la principal asesora de justicia penal de De Blasio, Elizabeth Glazer, quien dejará su trabajo en las próximas semanas, de acuerdo con el New York Times.

Se desconoce hasta cuándo Pichardo estará como jefe de patrullas.

Al preguntársele hoy a De Blasio sobre Pichardo, el alcalde señaló que «ha hecho un trabajo fantástico, lo sentí en todo momento y lo he dicho varias veces».

Indicó además que habló varias veces con el oficial y que intentó convencerle de que se quedara en la Policía. «Todos intentamos que se quedara pero fue una decisión personal» y aseguró además que «rara vez han estado en desacuerdo», indicó.

«La información que hay no es precisa y no cuenta la historia», dijo el alcalde. «Él hablará por sí mismo al respecto».

La reacción de la Asociación de Policías Latinos no se hizo esperar: «Es sorprendente que durante estos tiempos críticos el alcalde y el comisionado de policía no reconozcan la necesidad de representación hispana en los puestos de formulación de políticas».

«La administración fracasa constantemente en reconocer el trabajo y las contribuciones del liderazgo hispano de las fuerzas del orden público», aseguró el líder de la organización, Anthony Miranda.

Indicó además que los policías con altos cargos «siempre sufren discriminación y represalias».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here