El presidente de EEUU Joe Biden durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Washington, DC, EEUU. EFE/EPA/Doug Mills / POOL

Washington. – Los decretos del presidente Joe Biden que suspenden algunas nuevas concesiones de exploración de hidrocarburos en áreas federales son «un primer paso» para atender las deficiencias que los latinos enfrentan en acceso a la naturaleza y justicia ambiental, afirmó este miércoles la Hispanic Access Foundation (HAF).

Las medidas de Biden, que responden a los planes de la nueva Administración estadounidense para combatir el cambio climático, incluyen una revisión de las prácticas en el otorgamiento de permisos en el sector energético y de las concesiones «relacionadas con los combustibles fósiles» ya existentes en territorios federales.

Además de la suspensión de las concesiones, los decretos de Biden ordenan al Departamento del Interior la conservación, sin cambios, del 30 % de las tierras y aguas de Estados Unidos para el año 2030, así como la promoción de la producción de energía eólica en áreas marinas de modo que se duplique para ese año.

Poder Latinx, un grupo que promueve la participación política de los hispanos en EE.UU., elogió los decretos de Biden «concernientes al cambio climático porque este es un asunto que impacta desproporcionadamente a las comunidades latinas en todo el país».

«Nuestra comunidad ya ha soportado demasiado. Nuestra voz es esencial para comprender la crisis climática y estamos resueltos a ser un aliado importante para mitigarla», añadió el comunicado del grupo.

Las comunidades latinas y de otros grupos étnicos o raciales minoritarios del país «se enfrentan a una ‘brecha de naturaleza’ y tienen menos acceso a parques, playas y las áreas naturales en general», afirmó HAF, una organización sin fines de lucro con sede en Washington.

«Debido a la distribución de los espacios verdes en Estados Unidos, a estas comunidades se les niegan los beneficios de la naturaleza y sufren una prevalecencia mayor de obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas», añadió.

El sector del petróleo y del gas natural, fuertemente afectado por la recesión causada por la pandemia de covid-19, ya se ha opuesto frontalmente a estas medidas para abordar la crisis climática, que perjudican directamente a sus negocios.

Biden anunció la semana pasada su decisión de rescindir el permiso para el oleoducto Keystone XL, de 1.947 kilómetros, proyectado para llevar 830.000 barriles de crudo al día desde la provincia canadiense de Alberta a Nebraska, y que se había convertido en un símbolo de la crisis climática.

El comunicado de HAF apoyó la decisión de Biden «para proteger la salud de nuestras comunidades latinas al imponer una moratoria a los arrendamientos federales nuevos para la extracción de petróleo y gas».

«La producción de combustibles fósiles en tierras públicas ha causado cerca de una cuarta parte de la contaminación con gases de efecto invernadero en Estados Unidos. Con esta orden ejecutiva, la Administración Biden detiene los regalos irresponsables de la Administración (del hoy expresidente Donald) Trump que ponían las ganancias de los ejecutivos de empresas contaminantes antes que nuestra salud», según HAF.

Biden también ha ordenado ya la revisión de un centenar de medidas de Trump que redujeron las regulaciones de varios sectores y afectaron a las políticas medioambientales impuestas sobre todo durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), del cual Biden fue vicepresidente.

Las iniciativas incluyen hacer que las agencias federales estudien la compra de vehículos eléctricos y con cero emisiones.

La Casa Blanca aseguró que las medidas de Biden cumplen su promesa electoral «de tomar medidas agresivas para abordar el cambio climático», incluida la reincorporación del país al Acuerdo de París anunciada nada más asumir la Presidencia.

La Casa Blanca también anunció que el 22 de abril, cuando se celebra el Día de la Tierra, Biden acogerá una cumbre global sobre el ambiente, con lo cual subrayará la vuelta de Estados Unidos al esfuerzo internacional para reducir las emisiones de carbono.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here