FOTO ILUSTRATIVA EFE

Pittsburgh, PA. – Si Joe Biden es confirmado presidente, la economía en el país tomaría un nuevo giro y aire; a partir de enero, nuevas políticas económicas entrarán en forma, un plan para el manejo de la pandemia, para planes de salud, de energías renovables, inmigración, impuestos, educación y hasta políticas de fortificación de empresas. Un plan con muchos frentes y soluciones concretas.

Para el que parece mejor posicionado como presidente electo, lo primero es el plan para el manejo de la pandemia; donde el país está en ceros, con más de 230 mil muertos en los últimos 8 meses y sin ninguna claridad de cómo enfrentar el virus. Es siguiendo la guía de los científicos como se puede tener un camino de salida a esta crisis.

La primera misión del gobierno entrante será enfrentar la recesión con una política fiscal radical y muy keynesiana. El nuevo gobierno entrará con mano fuerte en impuestos, con tasas de hasta el 39.6% a familias que tengan ingresos de más de $400 mil dólares al año, así mismo cancelará las medidas en impuestos de Trump, y aumentara la tasa corporativa al 28%.

Por otro lado, si el congreso adquiere una mayoría demócrata será más fácil aprobar un paquete de ayudas a las familias que han sido afectadas por la pandemia, recuperando empleos que se han perdido en este tiempo. El paquete tendrá incluidos subsidios a familias de bajos recursos y un total de $30 mil millones de dólares dirigidos a pequeñas empresas. Esto generará que se reactive el consumo, que se ha visto muy afectado por la falta de acuerdo para un segundo paquete de estímulos.

En materia de comercio, se seguirán las negociaciones con China, el gobierno Trump las dejó avanzadas, además de regresar a negocios con los aliados de la OTAN y a retomar las buenas relaciones con los antiguos socios, ya que estas se habían perdido en el gobierno saliente.

Por el lado de la salud, se espera que el Afordable Care Act pueda aumentar en cobertura y que pueda incluso competir con los seguros privados, se generarían más recursos para la salud, además de competencia en los precios y servicios frente a las aseguradoras privadas.

Lo más importante es que el nuevo mandatario tendría claro que la tecnología tiene un lugar fundamental en esta nueva era, así como la filosofía del “Hecho en América” es fuerte, sin embargo, para eso hay que orientarse a la utilización de nuevas tecnologías, avances científicos, inteligencia artificial, 5G y automóviles eléctricos. A esto le invertirá una cifra $300 mil millones de dólares, así como otros $400 mil millones para fabricación de equipos médicos y automóviles de energía limpia.

Si Biden presidente: empieza una nueva era? 1
FOTO ILUSTRATIVA EFE

También podría salir adelante la idea de los $15 dólares al salario mínimo para trabajos esenciales ya sean de cuidado de personas, bomberos, servicios de limpieza, incluso trabajadores de restaurantes, para no depender de las propinas.

En educación se invertiría en niños de menos de 4 años para cuidado gratuito, así como inversión a las escuelas ubicadas en sectores de bajos recursos, que son afectadas directamente por la violencia, drogas y deserción escolar.

En materia de inmigración se promulgará una ley que ayude a legalizar a más de 11 millones de indocumentados; Biden quiere que el Congreso entienda que ellos igual ya están incluidos en el sistema económico, ya que consumen, trabajan y pagan impuestos igual que todos.

Así que, si llega un nuevo presidente, y si el número 46 es Joe Biden, este promete un cambio, un giro en la economía, que parece tener muy claro para donde va y de dónde nos saca.
Dariofdo0101@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here