Este 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, transfobia y bifobia, en muchos países los derechos de la comunidad LGBTI siguen restringidos. (Foto: VOA)

WASHINGTON, EE.UU – Este lunes se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia en países de la región y Estados Unidos. El departamento de Estado estadounidense reiteró los esfuerzos del gobierno en los últimos 16 años para «reafirmar los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas, incluidas las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales».

El secretario de Estado, Antony Blinken, expuso en un comunicado: «Sin duda, hemos enfrentado desafíos y retrocesos en nuestro camino hacia la inclusión, y nuestro trabajo aún no está completo».

El departamento de Estado enfatizó que el mensaje de «Juntos: ¡resistiendo, apoyando, sanando!» es especialmente conmovedor como el tema de este año.

«Poner fin al odio y la violencia contra las personas LGBTQI + requiere una acción colaborativa de todos nosotros. Estados Unidos está haciendo su parte», dijo Blinken a través del texto.

Además expuso que durante las primeras semanas de su administración, el presidente Biden emitió un Memorando en el que instruía a todas las agencias federales estadounidenses que trabajan en el extranjero para garantizar que los esfuerzos diplomáticos de los Estados Unidos y la asistencia exterior promuevan y protejan los derechos humanos de las personas LGBTQI.

«Ese importante trabajo está bien encaminado», afirmó Blinken. «La nación está está dando prioridad a los esfuerzos en varias áreas clave: combatir la criminalización del estatus o conducta LGBTQI +; proteger a los refugiados y solicitantes de asilo LGBTQI + vulnerables; proporcionar financiación para proteger los derechos humanos y promover la no discriminación; responder a los abusos de los derechos humanos de las personas LGBTQI +; y la construcción de coaliciones y la participación de organizaciones internacionales en la lucha contra la discriminación LGBTQI +», afirmó.

Un derecho humano

La Declaración Universal de Derechos Humanos establece que toda persona tiene derecho a disfrutar de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

«Al celebrar las contribuciones de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, queer e intersex en todo el mundo, Estados Unidos reafirma este valor compartido: todos merecen vivir con dignidad», concluyó el texto del departamento de Estado.

La fecha llega en momentos en que se mantienen enormes retos para la comunidad internacional en materia de respeto a derechos humanos combate a la violencia y marginación contra estos colectivos LGBTI  que aún persisten en los países –a diferentes escalas- según reiteran defensores y organizaciones que trabajan con estas comunidades.

Desde esta fecha en 1990, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad, se dio un paso importante para combatir la discriminación y el odio contra las personas gay, lesbianas y transgénero, recuerda el director general de Naciones Unidas, Organismos de Derechos Humanos para el Ministerio de Asuntos Exteriores de España y la Unión Europea, Fernando Fernández-Arias.

“Hay 70 países donde las relaciones consensuadas entre personas adultas del mismo sexo están criminalizadas o tipificadas en sus códigos penales como delitos, y de estos países hay 11 donde la pena que se aplica es la pena de muerte… Pero más cerca de nosotros en países europeos cada vez se escuchan más discursos de líderes políticos, sociales o religiosos que  incitan al odio contra las personas LGBTI”, recordó Fernández-Arias a través de un video en redes sociales para conmemorar la fecha.

El Departamento de Estado recordó este día, a través de un comunicado, el significado y la importancia de la fecha; el jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken, reiteró que a 16 de años de haberse establecido el Día contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, Estados Unidos sigue comprometido en el pleno respeto a los derechos humanos e individuales de las personas LGBTI.

Reitera que la administración del presidente Joe Biden acoge el día bajo el lema “juntos, resistir, apoyar y sana” por el imperativo global de poner fin a la violencia y discriminación contra estas comunidades, en contraste con la administración de su antecesor.

“Estados Unidos está haciendo su parte. En las primeras semanas de gestión, el presidente Biden dictó un Memorando en el cual dispuso que todos los organismos federales estadounidenses que trabajan en el extranjero debían ‘cerciorarse de que los esfuerzos diplomáticos y la asistencia exterior de los Estados Unidos se orienten a promover y proteger los derechos humanos de las personas LGBTQI+’. Y esa importante labor está bien avanzada”, cita el comunicado al secretario Blinken.

Entre los desafíos globales se señala que la situación para estos colectivos empeora ante la falta de acceso a servicios de salud, la libre organización, derecho a reunión y al trabajo que se vulneran  como consecuencia de la violencia y discriminación en los países más afectados.

Desde Washington, la activista Ruby Corado, directora y fundadora de Casa Ruby, un centro de acogida y atención en la capital estadounidense para personas de estos colectivos, habla con la Voz de América y recuerda que las trabas para avanzar al pleno derecho de libertades están cimentadas en las trabas mismas del sistema donde todavía queda mucho trayecto que recorrer para la tolerancia.

Ella enumera los sitios como las escuelas, los centros de trabajo y las rígidas estructuras de la familiares que en muchos casos imponen la marginación obligada a sus miembros cuando declaran sus preferencias sexuales o de  identidad de género.

“La realidad es que el mismo sistema separa a las personas que están en el frente de la batalla contra la discriminación, y cuando hablo del sistema me refiero a todo lo que atañe a la vida cotidiana como los gobiernos, las escuelas, las empresas, y deja a las personas LGBT atrapadas”, explica Corado.

Su organización trabaja también con inmigrantes centroamericanos en Washington muchos de los cuales han salido de sus países por su condición de personas vulneradas y temen ser víctimas de violencia si regresan. A la fecha esta activista dice que trabajan con organizaciones similares en Guatemala, Honduras y El Salvador que buscan apoyos para mejorar las condiciones del colectivo.

En América Latina son escasos los países que cuentan con leyes establecidas y marcos jurídicos de pleno derecho para colectivos LGBTI, a lo menos discusiones para reconocer el derecho al matrimonio igualitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here