Aceptar que se difamó

El nuevo juicio de destitución a Trump

0

El Senado ha recibido el artículo de acusación para iniciar el nuevo juicio al ex presidente Donald Trump el 8 de febrero. La constitución exige que el Senado implemente el juicio.

Algunos sugieren que no se puede juzgar a un ex presidente y otros dicen que este camino dividirá aún más a la nación. No quieren admitir que hubo un abierto ataque terrorista contra nuestra democracia que se cobró cinco vidas el 6 de enero, y que fue incitado ese día por el Presidente y sus colaboradores.

Durante meses, el presidente y su círculo de seguidores continuaron avivando las llamas en torno a la absurda teoría de que Biden había robado las elecciones con un fraude generalizado. Al mismo tiempo, en las demandas que pusieron en más de 50 estados, nunca usaron la palabra FRAUDE. ¿Por qué? Porque si hubieran dicho ‘fraude’ sabiendo que era una mentira, los abogados que llevaban las causas podrían haber tenido serias repercusiones legales en su contra.

Esta campaña para desacreditar los resultados de las elecciones se enfocó en distritos donde los negros y otras minorías fueron cruciales para el triunfo de Biden. Nunca cuestionaron los resultados de los distritos de blancos, donde había una mayoría de partidarios de Trump.

Esta campaña alimentó la imaginación y la ira de los terroristas de ultraderecha y su organización. Trump y otros instaron a miles a reunirse en Washington el 6 de enero, para presionar al vicepresidente Pence para que invalidara el resultado de las elecciones, y para que la multitud interrumpiera el conteo de los votos de los colegios electorales en el Senado.

Fue así como se extendió una falsa creencia entre muchos de los manifestantes, de que Trump tenía un plan para cambiar los resultados de las elecciones y para quedarse en el gobierno cuatro años más.

Incluso después de los disturbios y la destrucción del Capitolio, muchos senadores y representantes votaron en contra de ratificar los resultados del Colegio Electoral. Muchos, por temor a Trump y a sus amigos violentos, y otros buscando votos entre la base de Trump.

Trump y todos los que habilitaron a estos terroristas, y ellos mismos, deben ser reconocidos, acusados ​​y juzgados por su participación en un evento que fue un claro acto de sedición contra el Gobierno de Estados Unidos y la Constitución. No puede haber ningún avance ni acuerdo hasta que las personas acepten la verdad de sus acciones, pidan perdón y, por supuesto, admitan que los RESULTADOS DE LA ELECCIÓN FUERON VÁLIDOS … hasta que eso suceda, es muy difícil pedir que, simplemente “sigamos adelante”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here