En la imagen un registro de una mujer al someterse a una prueba de detección de la COVID-19, en Santo Domingo (República Dominicana). (Foto: EFE/Orlando Barría)

El ministerio de Salud Pública reiteró que, a partir del 31 de enero, todos los mayores de 18 años tendrán que haber completado el esquema de tres dosis de vacunas contra el COVID-19, para entrar a espacios cerrados y abordar el transporte público.

Luis Manuel Tolentino, director jurídico del Ministerio de Salud Pública, recordó que se aplicará en todo el país.

Indicó que solo podrán mostrar tarjeta con dos dosis aquellas personas que resultaron positivos recientemente, y que deben presentar la prueba de COVID-19 positiva.

Recomienda que, tras un mes de haber resultado positivo, las personas puedas vacunarse con la tercera dosis.

Dijo que el 70 % de la población no se ha puesto la tercera dosis e instó a completar el esquema. Sostuvo que las autoridades también reconocen las vacunas que se pusieron en el extranjero.

El funcionario indicó que lo ideal es que, si una persona se vacunó con dos dosis de Sinovac, la tercera sea con Pfizer y viceversa.

En vano esfuerzo por minimizar los efectos de la variante Ómicron del coronavirus SARS-CoV-2, algunos funcionarios la han considerado una “gripecita”, sin embargo, los contagios son los más altos picos de la pandemia en dos años en la entidad dominicana.

Ómicron y las anteriores variantes han contagiado a más de medio millón de personas, y llevado a la tumba a 4.269 personas, aproximadamente.

Según recoge la prensa dominicana, hay testimonios de re-infectados, que aseguran que el segundo contagio ha sido peor que el primero, aun habiéndose vacunado con dos o más dosis.

Si bien para otros vacunados contagiados, han tenido síntomas leves, esto no le quita el poder residual a la carga viral, ya que las estadísticas están demostradas que Ómicron es capaz de evadir cualquier barrera de inmunización.

Según parte de la comunidad científica, son muchos los que, apegados a la falsa presunción del ínfimo impacto, han abandonado las medidas de protección, desafiando al coronavirus. También hay la falsa creencia de que ya se creó una “inmunidad de rebaño”; lo que ha provocado que el virus mute en distintas variantes y subvariantes.

Hasta ahora los datos demuestran que la tasa de positividad en los test va a la alza; y el martes 17 de enero, era prácticamente del 41 %.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here