La prueba PCR para detectar el coronavirus

0

Norristown, PA – El coronavirus SARS-CoV-2, mejor conocido como COVID-19, ha causado más de 48 mil muertes en todo el mundo en las últimas semanas. Una de las estrategias para evitar su propagación es identificar y aislar a los portadores del virus. En la identificación se han empleado dos técnicas, la llamada PCR y la prueba inmunológica.

La primera, permite identificar el ARN del coronavirus en el paciente. Y en la segunda, detectar en la sangre los anticuerpos específicos generados contra el coronavirus. Las pruebas rápidas recién empleadas se basan en esta última técnica, la cual puede tardar unos minutos. No obstante, para tener un resultado confiable y que ayude a confirmar el diagnóstico se emplea la técnica de la PCR. Pero ¿en qué consiste esta técnica de la que tanto se ha hablado?

La técnica de la PCR (Polymerase Chain Reaction) consiste en reproducir o amplificar miles de veces un pedacito o fragmento del ADN o el ARN. Elegir qué fragmento se va a reproducir es muy importante, porque será aquel que contenga la información exclusiva que nos reconozca como especie; es decir, imaginemos que el ADN o ARN es todo aquello que vemos como nuestra piel, pero sólo una zona de ella nos reconoce como individuos únicos, la huella digital.

La misión será entonces reproducir sólo esa zona de la piel que contiene las características únicas que nos distingue de todos los demás. Y después, reconocer como está constituida esa huella digital. En aquellos pacientes que se sospecha han sido infectados por COVID-19, la prueba inicia al obtener una muestra de sus secreciones de nariz o boca con un hisopo. En el laboratorio, mediante procedimientos y reactivos muy específicos, se extrae el ARN de las muestras.

Se procede a la PCR donde se emplea un patrón o molde de un fragmento del ARN del coronavirus. Una vez que se tienen las suficientes copias de ese fragmento, y mediante un equipo muy sofisticado, se descifra el orden de las moléculas que componen el material genético. Si el fragmento de ARN extraído del paciente es similar en un mínimo del 90% al del ARN del coronavirus, entonces el resultado será positivo, y el paciente será considerado como portador del COVID-19. Es entonces cuando el paciente debe ser atendido para atenuar los síntomas provocados por la infección y evitar el contagio por otros microorganismos patógenos oportunistas como el Streptococcus pneumoniae, causante de la neumonía.

La técnica de PCR requiere de laboratorios equipados con todos los materiales, reactivos y, sobre todo, equipo y personal calificado para obtener resultados confiables. La puesta en marcha de un laboratorio puede tardar de semanas hasta meses dependiendo de la disponibilidad de los recursos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here