Estado mexicano prohíbe venta de comida «chatarra» a menores de edad

0
La Organización Mundial de la Salud ha señalado la obesidad infantil como una epidemia. Con el fin de combatir la obesidad infantil en México

Oaxaca es el estado mexicano con el peor problema de obesidad infantil. Si se el gobernador autoriza la ley, sólo los padres podrán autorizar la compra de golosinas y comida de alto contenido calórico.

Con el fin de combatir la obesidad infantil en México, el estado de Oaxaca, en el sureste del país, prohibió la venta de bebidas azucaradas y de alimentos de alto contenido calórico a menores de edad, una medida que desde su aprobación el miércoles (5 de agosto) y se ha topado con una fuerte oposición del sector empresarial.

Con 31 votos a favor, el congreso estatal aprobó una adición al artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes de Oaxaca que llevaba un año en análisis.

La modificación prohíbe la venta de productos conocidos como chatarra, entre ellos chocolates, pan, confitería y refrescos, a menores de 18 años, quienes sólo podrán tener acceso a esos productos si van acompañados por un adulto que autorice la compra. También queda prohibida la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y refrescos, y la venta de los productos en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior.

Se trata del primer estado en México en tomar una medida así para regular la venta de esos productos.

Antes de que entre en efecto la nueva ley debe ser promulgada por el gobierno del estado que encabeza Alejandro Murat, quien hasta ahora no se ha pronunciado sobre la modificación a la ley.

“En Oaxaca tenemos el primer lugar en obesidad infantil. Lo que prohibimos es la distribución, venta, regalo y suministro de alimentos con altos contenidos calóricos y de azúcar para menores de edad”, dijo a la cadena MVS la diputada Magaly López Domínguez. “La libertad será de los padres de familia; serán ellos los que decidan qué productos compran para el consumo de sus hijos”.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha advertido que la obesidad infantil en México es una emergencia de salud pública porque es el país con el mayor consumo en América Latina de productos ultra procesados, incluidas las bebidas azucaradas.

De acuerdo con el organismo, las tasas más altas de este consumo se encuentran entre los niños en edad preescolar que comen alrededor del 40% de sus calorías de esta manera y afirmó que un tercio de los niños y adolescentes mexicanos tienen sobrepeso u obesidad.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) reveló que la obesidad y el sobrepeso aumentaron de 71.3% en 2012 a 75.2%, en 2018.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de Oaxaca, unos cinco mil niñas y niños menores de 10 años la padecen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here