Vista general del estadio Nationals Park en Washington (EE.UU.) (Foto: EFE/Shawn Thew/Archivo)

Washington, EE.UU.– El partido de béisbol que jugaban en la noche del sábado los Washington Nationals contra los San Diego Padres tuvo que ser suspendido por un tiroteo fuera del estadio, que ha dejado tres heridos, dos de ellos involucrados en el propio tiroteo, según la policía de la capital estadounidense.

La tercera herida es una mujer que asistió al partido y su vida no corre peligro, según informó esta noche Ashan Benedict, subjefe de la policía de Washington, en declaraciones a la prensa a las afueras del estadio.

Aunque se produjo fuera, el suceso provocó cierto caos dentro del estadio en el que se jugaba el partido, con los asistentes tratando de ponerse a cubierto o intentando salir creyendo que los tiros se estaban produciendo dentro. Muchas de esas imágenes pudieron verse en numerosos vídeos en redes sociales.

El incidente se produjo sobre las 21.30 horas (01.30 GMT) y se trató de un tiroteo entre dos vehículos en las inmediaciones del estadio, según explicó a la prensa Benedict.

Los dos coches huyeron de la zona aunque uno de ellos fue interceptado por la policía y sus dos ocupantes, heridos, están siendo atendidos en un hospital para ser interrogados después.

Benedict confirmó así que son tres los heridos, y no cuatro como apuntó la policía en un primer momento.

Los propios Washington Nationals confirmaron el tiroteo en Twitter después de que por las redes sociales circularan vídeos grabados por los asistentes al partido y en los que se veía a gente corriendo, además de oírse lo que aparentemente eran múltiples disparos.

En cuanto los organizadores del partido supieron lo que estaba ocurriendo, los jugadores salieron del campo y los espectadores intentaron ponerse a cubierto, según muestran las imágenes.

Según el diario The Washington Post, cuando la megafonía del estadio avisó del incidente, algunos espectadores asustados corrieron al centro del campo porque creían que estarían a salvo allí, pero los guardias de seguridad en seguida los enviaron de vuelta a las gradas.

En un comunicado, colgado en Twitter, los Washington Nationals avisaron de que el partido se había suspendido y se retomará mañana domingo a las 13.05 hora local (17.05 GMT).

Al principio, en las pantallas del estadio se pedía a los espectadores que permanecieran dentro del estadio; pero, en cuanto fue seguro, pudieron comenzar a salir de las instalaciones.

Sobre las 22.20 hora local (02.20 GMT del domingo), ya no quedaba nadie dentro del estadio

La Policía está investigando el incidente, pero asegura que «no hay una amenaza activa en este momento».

El responsable de seguridad de los Washington Nationals, Scott Fear, subrayó que en ningún momento hubo nadie armado dentro del estadio del estadio y el suceso se produjo fuera, y recalcó la colaboración con la policía que permitió mantener la seguridad dentro del recinto.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Chris Gilbert, insistió en que éste ha sido un incidente aislado y aseguró que los aficionados pueden volver al estadio cuando se reanude el partido mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here